En cifras, ¿cómo ha empezado el 2022 para Dominion?

A pesar del complejo contexto hemos empezado 2022 con muy buen pie, con cifras récord, hemos tenido un crecimiento en ventas del 4%, que se ha traducido en crecimientos mayores a niveles de márgenes con un 9% y, además, esto ha supuesto mejoras de márgenes sobre ventas en torno a 30-50 puntos básicos, con lo cual, son muy buenos resultados.

Finalmente, en beneficio neto hemos crecido un 23% y con eso alcanzamos el mayor beneficio neto sobre ventas que hemos tenido nunca y de ahí esas cifras récord.

Por segmentos de negocio, ¿cómo ha sido ese crecimiento?

Todos los segmentos han crecido. Nosotros tenemos tres segmentos de negocio, dos en el ámbito B2B, servicios y proyectos y el segmento B2C. El primero de ellos ha evolucionado muy positivamente, es el 90% del negocio de la compañía y tanto en servicios como en proyectos hemos crecido en ventas y en margen. De hecho, alcanzamos márgenes de contribución de servicios también récord, los más altos que hemos tenido nunca para un primer trimestre y en el caso de proyectos nos seguimos manteniendo en márgenes de contribución por encima de los objetivos, un 17,5%.

Esa evolución ha sido buena en cuanto a números, pero también cualitativamente. Los contratos de servicios operan con normalidad y vamos ganando nuevos contratos.

En este primer trimestre estamos en el momento del lanzamiento de dos contratos importantes, dos pilotos en Alemania en redes de telecomunicaciones, lo cual es relevante en un país como Alemania, que va a hacer una inversión en infraestructuras de telecomunicaciones muy importante. También, en un contrato con Endesa aquí en España.

En cuanto a proyectos, todo sigue según lo previsto e incluso por encima, como en el caso de renovables, que estamos acelerando. Estamos en un crecimiento muy importante y estamos empezando las ejecuciones de los primeros proyectos de renovables en España.

El comportamiento ha sido distinto en el segmento de B2C, el consumo no se ha comportado bien este primer trimestre, ya lo veíamos desde finales del año pasado y eso ha impactado sobre todo nuestro vertical de energía porque los precios están altos, la inflación… Y ahí hemos notado cómo los márgenes se han visto algo afectados. También lo hemos notado en el número de clientes que tenemos en el vertical de energía y, sin embargo, se ha compensado porque el vertical de telecomunicaciones ha crecido de forma muy importante. Tenemos a cierre de marzo el doble de clientes que hace un año y otros segmentos más nuevos que acabamos de lanzar como el renting de móviles de alta gama, que está teniendo unas captaciones de clientes muy importantes. Vamos a ver cómo evoluciona este segmento durante el resto del año.

¿Cómo ha llegado Dominion a obtener estas cifras récord?

Somos una compañía muy resiliente, que se comporta muy bien en entornos complejos y con unas bases muy sólidas. Independientemente de cuál sea el contexto económico ya tenemos unas bases sobre las que construir e ir creciendo.

Además, tenemos un plan de crecimiento y estamos posicionados en tendencias que, independientemente del ciclo económico, no creemos que vaya a cambiar, son tendencias con mucho potencial de crecimiento. Hablo de tendencias subyacentes como el outsourcing, la subcontratación, que es algo que ha crecido y seguirá creciendo los próximos años, una subcontratación basada en el valor añadido, que es lo que nosotros potenciamos en nuestra oferta a los clientes, con mucha incorporación de tecnología y una demanda creciente de servicios que llamamos medioambientales.

Hemos creado una unidad que se llama Dominion Enviroment, que engloba todos esos servicios que ayudan a la sostenibilidad de nuestros clientes y esto está teniendo una demanda creciente ahora mismo y luego otras áreas como la de renovables, un área de crecimiento.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

En general, estamos posicionados en tendencias que nos permiten tener estos crecimientos tan importantes.

¿Cómo le están afectando las irregularidades que estamos viviendo desde comienzos de año?

Son contextos que generan mucha incertidumbre y en los que tenemos que acostumbrarnos a vivir y a movernos todas las compañías. Concretamente, lo que más nos preocupa son los efectos indirectos que puedan tener las variables o el comportamiento macro que estamos viendo más que los directos.

Estrategias de Inversión

Con los indirectos me refiero a cómo puede afectar la inflación, el precio de las materias primas, las cadenas de suministros… a nuestros clientes y en sus decisiones de contratación y de inversión.

De forma directa tenemos más controlados esos riesgos, aunque es cierto que los retrasos en la cadena de suministros los estamos sufriendo en algunos de nuestros proyectos, pero en cuanto a la afección que podría haber con la inflación en nuestros márgenes es algo que tenemos recogido en los contratos.

¿Cómo esperan que evolucione el sector?

Si algo tiene Dominion es su diversificación y eso tiene la virtud de que podemos equilibrar y mitigar los movimientos y los impactos que pueden tener diferentes sectores y se me hace difícil hablar de la evolución de un único sector.

La evolución para Dominion es positiva a pesar del entorno tan difícil que tenemos.

¿Qué retos y previsiones tenéis para el resto del año?

Dominion tiene un plan estratégico que finaliza en menos de dos años, a final de 2023 y uno de los retos más importantes es mantener los niveles de crecimiento orgánico que nos hemos fijado como objetivo en este año. Son alcanzables porque somos una compañía resiliente, no somos cíclicos, tenemos esas bases sólidas… por tanto, podemos alcanzar esos objetivos tan ambiciosos que nos poníamos, pero es un reto de negocio mantenerlos.

Fuera de lo que sería el puro negocio tenemos otro reto, el precio de cotización actual de la acción de Dominion en el mercado. Si nos fijamos en cómo han evolucionado los fundamentales de la compañía y en cómo ha evolucionado el precio de cotización, vemos que, desde nuestra salida a bolsa, nuestro EBITDA ha crecido un 160% y nuestra cotización un 60%, con lo cual ahí hay un gap entre precio y valor que creo que es un reto de la compañía y también personal desde el puesto que me toca ocupar. Además, plantea ciertas dificultades a la hora de llevar a cabo operaciones, por ejemplo, de M&A y el reto estará también en encontrar soluciones creativas o innovadoras para ese M&A, para elegir los proyectos en los que alocarnos por capital, en los que colocar la importante generación de caja que tenemos como compañía.

Además de nuestro reparto de dividendos que este año va a ser de más de 14 millones y nuestro programa de recompra de acciones que está en marcha.