Cuando se espera que una recesión económica se solucione con cantidades ingentes de dinero pero sin realmente hacerlas llegar a la economía real, la deuda incrementa rápidamente sin alcanzar su propósito.



Como pueden observar, algo así es lo que ha ocurrido con EEUU. Mientras su deuda se ha incrementado a un ritmo frenético en los últimos años, la recuperación económica parece encontrar dificultades para continuar y lo más importante, para crear empleo.



Con todo, los ciudadanos tienen dificultades crecientes para llegar a fin de mes y pagar las deudas contraídas en el pasado (por tanto el consumo no consigue reactivarse) y las empresas, que siguen teniendo dificultades de financiación, siguen analizando y estudiando el modo reducir costes.

Lo que quiero decir es que en los últimos años, se ha ido incrementando la deuda de los EEUU. sistemáticamente y lo cierto es que tan sólo se han conseguido mejoras puntuales y para el corto plazo. ¿Será diferente ahora que se les permite incrementar el techo de deuda en 2,4 billones adicionales? ¿se conseguirá ahora una senda de crecimiento sostenible en el medio y largo plazo? ¿se conseguirá un crecimiento que cree empleo? Si en los últimos años, con liquidez ilimitada y sin preocupación por los niveles de deuda no se ha conseguido, parece complicado, sino imposible, conseguirlo con la soga del déficit – deuda planeando en el horizonte.

Mientras tanto, el mercado de renta variable (uno de los afortunados que sí se ha beneficiado de las políticas expansivas que se han implementado) deja evidentes síntomas de agotamiento ahora que el helicóptero se ha detenido y ahora que la preocupación por la deuda y déficit llega desde las agencias de análisis y calificación de riesgos. Un agotamiento que como pueden observar en el gráfico del Dow, tiene lugar en la zona de máximos, en forma de lateral y a mi parecer, a modo de distribución. Así, no se sorprendan si próximamente, se perfora a la baja la tendencia alcista de marzo de 2.009 y lo más importante, concluye el proceso de distribución en zona de máximos. Entonces, el agotamiento dará paso a la debilidad.