Este experto reconoce que la renta variable “está unida intrínsecamente al largo plazo pues cualquier resultado en el corto plazo es casi fruto de la buena suerte en la renta variable. En el cortísimo plazo, en renta variable es un año, dice Martín que los movimientos de los precios “no responden la realidad de los beneficios operativos de la compañía. Si el negocio funciona, la acción tarde o temprano irá detrás y esto suele ser trimestres o años, por lo que es indispensable que tengamos asociado este activo al largo plazo”.

Pero ¿cuál es la opinión de este gestor sobre el comportamiento del mercado este año? Dice que por encima del 20% es una alegría. Todavía puede quedar más recorrido. DE hecho, “la valoración técnica del Ibex está por encima de lo que cotiza en los niveles actuales.Sin lugar a dudas, ha sido un buen año en bolsa”.


Iván Martín , es ponente de la Charla Magistral sobre Value Investing que realizamos el pasado 2 de diciembre en la Bolsa de Madrid.