En la entrevista, el experto repasa la actualidad de los mercados financieros desde el punto de vista de la renta variable tanto en Europa como en Estados Unidos y nos ofrece las recomendaciones de su entidad.
 
Hay muchos expertos que creen que se ha pasado el efecto de las políticas de los bancos centrales de la semana pasada, con un barril de crudo algo más tranquilo, la vista está puesta en los resultados. ¿Qué previsiones manejan para este primer trimestre del año?
Sí, que es cierto, que la atención de los inversores puede ir más allá de los resultados empresariales. Pero nosotros consideramos que ahora mismo lo principal es la política monetaria de los principales bancos centrales. Hace dos semanas Mario Draghi fue muy optimista y abusó de los estímulos que estamos viendo. Por otro lado la FED indicó que los tipos pueden subir en abril.
Pero es verdad que los resultados empresariales son importantes y las principales empresas norteamercianas así lo van a desmostrar. Por otro lado, sí que es cierto que Facset estima que pueden caer un 8,4% esos datos. Cualquier porcentaje por debajo puede ser un alivio para los inversores, hay que tener en cuenta que caer van a caer. Es verdad que las expectativas están bajo una presión bastante grande.

¿Cree que hemos visto lo peor en el mercado del petróleo?
Tal vez, es complicado que vuelva otra vez a precios de 30 dólares. Si miramos, el día 17 tenemos una reunión en Doha de los principales productores. Vamos a ver qué se decide. Parece que hay un principio de acuerdo, incluso ante la posible negativa de Irán de, por lo menos, no aumentar esa producción.

Desde Orey pensamos que tampoco es fácil que siga recuperando como lo ha hecho estas semanas porque habrá empresas explotadoras que venderán contratos de futuro a esos 40 dólares.

ArcelorMittal ha sido protagonista por su ampliación de capital. Tras esta operación, ¿es una compañía atractiva para invertir?
El tema de la ampliación lo que nos deja claro es que probablemente se reduzca la volatilidad del valor. Es una empresa con una deuda grande. Esas variaciones en la variación de sus acciones ha sido enorme. Entre otras cosas consideramos que hay que tener mucho cuidado con ese valor. Más bien todo depende de China que no deja de ser la que marca la pauta del precio y la demanda del acero. No creemos que China haya dejado muy claro que todo haya pasado.

Dejamos a un lado ArcelorMittal, ¿hacemos lo mismo con los bancos? Porque ha indicado usted que la política monetaria de los bancos centrales va a ser la guía en los próximos meses. La semana pasada el BCE dio una de cal y otra de arena a los bancos europeos. ¿Están en una situación para dedicar algo de la inversión?
Está claro que las medidas que ha tomado el BCE van a determinar muy mucho lo que ocurra. Es verdad que el sentimiento lo vamos a tener en los próximos meses. El BCE ha recortado la facilidad de depósito en 10 puntos básicos hasta 0,4 y eso va a repercutir en los resultados de los bancos.

Por otro lado han ampliado esos TLTRO que tienen una duración de 4 años que pueden reducir esa penalización que van a tener los bancos. Se espera que con estos programas los bancos sí que puedan tener un balance más importante.

Otro punto positivo de estas medidas es que en la economía real fluya algo más el capital, que ese dinero que el banco central va a dar a los bancos se empiece a mover un poco más.

Por otro lado, la compra de bonos de empresas no financieras también repercutirá de forma positiva en el balance.

Si hacemos un resumen, creo que tenemos que ser positivos y puede ser una forma positiva de mirar ese sector con otros ojos.

Si hablamos del mercado americano hemos tenido dos protagonistas. Por un lado, Twitter, que ha cumplido 10 años de vida, y Apple, que ha presentado nuevos dispositivos. ¿Se puede hacer alguna estrategia en alguna de estas dos empresas?

Son empresas muy diferentes. Hablamos de un aniversario y una presentación de productos. Tenemos que tener en cuenta que Apple genera miles de millones de dólares, no solo en sus beneficios, sino en su flujo de caja. Tiene una liquidez de más de 38.000 millones de dólares.

En Twitter no encontramos una estrategia clara de dónde sacar esos beneficios. No tiene una manera sencilla de dónde sacar esos beneficios, al contrario de Facebook.

En el mercado americano en su conjunto, ¿ve algo más de optimismo?
Realmente es que la opinión de los inversores la va marcando la evolución del mercado. Hace unas semanas veíamos que todo iba mal, muchos analistas auguraban una recesión en EEUU. Parece ser que cinco semanas después ha recuperado y está en terreno positivo el principal índice. Parece ser que la empresa parece más positivo.

Nuestro punto de vista es que las empresas americanas están algo más caras que las europeas.

¿Por dónde pasarían sus recomendaciones?
Las empresas europeas, por encima de cualquier título americano. En cuanto a mercados emergentes es probable que haya algún tipo de inversión, pero con mucha cautela.

En renta fija,todo lo que sean títulos en euros y empresas con algo rendimiento y dejar un poco de lado los bonos gubernamentales.

Sectorialmente ¿se fijarían en estas empresas que están más endeudadas por esta política de comprar bonos?
Sí, es probable que tengamos un atisbo más encaminado a ese punto.