A colación del acuerdo sobre el supervisor único bancario en la zona euro, Victoria Torre, responsable de Análisis y Producto de Selfbank, asegura que es un paso adelante, pero sin duda “Alemania se ha salido con la suya. Es un acuerdo a la alemana”.

“Es lo que quería Alemania. Hablamos de un acuerdo que abarcará a unas 150/200 entidades en lugar de las 6.000 totales. En el caso del mercado español es quizás de los menos afectados porque prácticamente el 80% de las entidades ya cuentan con ese volumen”.

¿Reduce este acuerdo la incertidumbre sobre la eurozona?
“Respecto al tema de supervisión bancaria todavía quedan muchos pasos que dar. Hay que tener en cuenta además que nada más conocerse el acuerdo ya han comenzado a salir los dichos y desmentidos. Y se sabe que es el primer paso, ya se ha logrado, pero faltan factores importantes como tener un fondo de garantía único”.

¿Reino Unido podría abandonar la zona euro al quedarse fuera del acuerdo?
“Es la primera piedra en el camino de cara a una posible unión en la eurozona”.

Las subastas del Tesoro siguen descendiendo los tipos de colocación, ¿en qué situación deja a España de cara a la petición de un posible rescate?
“No es suficiente. De cara al año 2013, se calcula que España tendrá unas necesidades de financiación de unos 230.000 millones de euros, una cifra más alta que la del propio año 2009. Financiarse continuamente al 4% no es suficiente y más teniendo en cuenta que es un país que no va a crecer el año que viene. Luego el rescate sí ayudaría a España. El hecho de que lo hubiera, ayudaría a eliminar las dudas y situar las rentabilidades en unos techos mucho más racionales”.

¿Cómo valora las nuevas ayudas a la economía estadounidense aprobada por la Reserva Federal?
“Es algo que estaban descontando los mercados. Por un lado, podemos decir que es positivo. Ha sucedido una tímida recuperación en Estados Unidos, pero que al final no es suficiente. Más allá del programa de recompra, lo que ha habido es la novedad de ligar la subida de tipos a una serie de hitos como lograr una tasa de paro inferior al 6,5%, lo que garantiza tipos bajos en un largo periodo de tiempo. Además, Ben Bernanke ha declarado que mientras no se consiga un acuerdo respecto al precipio fiscal, poner dinero sobre la mesa no servirá de mucho”.

De cara al año 2013, ¿cuáles son las perspectivas de inversión de Selfbank?
“Si Estados Unidos logra superar el precipicio fiscal, va a ser un mercado que seguiremos teniendo en cuenta. Si la situación no empeora en Europa donde hay algunos mercados que siguen siendo baratos, también. Además, el hecho de que China empiece a abandonar la ralentización económica es un apoyo para las bolsas.

Respecto a las carteras más conservadoras sí pensamos que hay un reto importante. Los activos más conservadores les van a dar muy poco y va a ser una tónica constante el buscar un flujo alternativo de ventas que puede venir, por un lado, por el pago de dividendos, por parte de la renta fija corporativa, aunque hay que tener cuidado porque hay algunas emisiones que empiezan a estar algo caras, y, a lo mejor también, por los fondos que empiezan a repartir rentas de forma sistemática.

Si hablamos de nuestro mercado, de cara a la primera parte del año, algunas apuestas podrían ser Amadeus, OHL e incluso Telefónica”.