André Themudo, miembro del equipo de ventas de BlackRock, se centra en el análisis del fondo BGF Euro Corporate Bond Fund de BlackRock.
 
Podemos hacer una entrada de cómo está el mercado de bonos corporativos al calor de la inyección del BCE Se está comenzando a hablar de burbuja en los mercados de bonos, ¿lo creen así?

No describimos el panorama actual como una burbuja propiamente dicha. Sí que es verdad que este programa de compras del BCE ha generado algunos desajustes del mercado. Obviamente que los bonos que son aptos en el programa del BCE como son los bonos senior no financieros han subido algo el valor y al revés también hemos visto que los bonos subordinados financieros sí que se quedaron un poco más atrás. Esto no creemos que sea una burbuja propiamente dicha como decía. Es verdad que hay un desajuste porque vemos los CDS con respecto a su precio. Ahí vemos que hay desajuste. Pero creemos que los desajustes actualmente también generan oportunidades y es un poco lo que pretendemos. Aprovechar esas diferencias y asimetrías de mercado para obtener rentabilidad al inversor final.

¿Cómo puede impactar esto en carteras como la del BGF Euro Corporate Bond Fund?

No es la primera vez que el BCE hace este tipo de compra de activos. Ya lo vimos en las células hipotecarias y lo que presenciamos fue principalmente una bajada importante de la volatilidad de mercado. Eso es lo que estamos viendo en el mes de agosto o en el mes de julio. Creemos que eso puede impactar de alguna manera en la cartera del BGF Euro Corporate Bond Fund. Pero creemos que fundamentalmente, y lo que quiere el gestor y el equipo de gestión, es aprovechar oportunidades siempre y cuando vea que pueda compensar inversiones de grado de inversión y high yield y genere rentabilidades positivas. (Acceda a toda la información completa del BGF Euro Corporate Bond Fund)

¿Qué valor sigue ofreciendo la renta fija corporativa en este momento? ¿En qué tipo de rating (high yield, grado de inversión....)?

Creemos que los niveles actualmente son atractivos, tanto en rendimiento como en perspectivas de rentabilidad futura. Creemos que el equipo de gestor da prioridad emisiones con grado de inversión en lugar de high yield y estamos actualmente infraponderando duración. Creemos que la renta fija actualmente es una clase de activo que puede presentar un buen binomio entre rentabilidad y riesgo.

¿Qué sectores forman pate de la cartera y ofrecen mejores oportunidades?

Por empezar lo que decía antes. En términos de duración estamos infraponderando duración. Estamos de forma selectiva con inversiones en deuda subordinada, y también financiera. Y en términos de valor relativo sectorial damos prioridad a telecos a medios de comunicación. Nos gustan más compañías energéticas frente a compañías mineras. Esto son apuestas de valor relativo que el gestor hace.

He visto que tienen algún banco italiano y francés en cartera...Cuando hablamos de banca europea, ¿compensa asumir el riesgo que actualmente se dice que tiene?

Creemos que los bancos europeos están en su mejor momento en términos de balances más saneados desde la crisis financiera mundial. Por tanto, estamos sobreponderando bancos. En España sobreponderamos bancos españoles con carácter más doméstico. Por eso creemos que ese binomio entre rentabilidad y riesgo puede verse compensado en la cartera del fondo. Cada vez hay más riesgos en Europa y hay que ser selectivos a la hora de seleccionar los valores.

¿Cuál es el estilo de gestión del fondo?

Es una pregunta muy amplia pero le definiría en la flexibilidad y la preservación de este binomio riesgo-rentabilidad. Hay un control muy enfocado en el riesgo, no solo en este fondo, sino en toda la plataforma de fondos de BlackRock, pero el estilo de inversión lo caracterizaría más allá de las apuestas tradicionales, más en valore s relativos. Sector contra sector, unos tramos contra otros de la curva, posicionamientos en países, estructuras de capital… Por tanto, el gestor tiene un abanico muy amplio para detectar estas oportunidades que casuísticamente aparecen en el mercado. Con lo cual la flexibilidad es un punto fundamental y el control de riesgo es otro punto fundamental.

BlackRock fondo

1: Los mercados de crédito bajistas se definen como rentabilidad adicional negativa trimestral y los mercados de crédito alcistas como rentabilidad adicional positiva trimestral para el BofA ML Euro Corporate Index. Fuente: BlackRock, BofA ML. A 30 de junio 2016.
 


¿Cómo han variado el nivel de liquidez de la cartera en los últimos meses?

El objetivo del fondo es en la gran mayoría de las ocasiones estar invertido en bonos, pero siempre guarda un pequeño porcentaje en liquidez, que puede variar según la volatilidad que vea el gestor. Es verdad que en los últimos meses hemos incrementado un poco este porcentaje en liquidez, debido a la incertidumbre del Brexit. Actualmente estamos, no diría que en máximos históricos, pero tenemos un poco de porcentaje para mitigar esta volatilidad que podemos encontrar en el futuro.

Antiguamente se solía decir que si quería algo seguro había que invertir en renta fija, sin embargo, los últimos años nos han demostrado que la renta fija también tiene su riesgo. ¿Cómo se protegen de la volatilidad de este mercado?

Es verdad esto. Cualquier clase de activo tiene sus riesgos implícitos. Es verdad que la renta fija siempre ha sido considerada una clase de activo más segura de lo normal, pero es verdad que como comentamos antes la liquidez es una de las herramientas que tenemos disponibles para mitigar esta volatilidad y para que el fondo salga de la banda dela volatilidad que nos proponemos. También diría que la asignación en términos de la calidad crediticia es importante y aquí damos prioridad a inversiones con grado de inversión en lugar de emisiones de alto rendimiento, porque creemos que es una parte que integra mucho la volatilidad de la cartera. Y por fin somos muy cautos cuando seleccionamos el crédito. Entonces hay una selección muy basada en fundamentales, que tenemos muy presente el riesgo que estamos teniendo, pero con esto sí es posible mitigar la volatilidad que el fondo puede tener en el futuro.

¿Cómo se están preparando para una subida de tipos de interés en EEUU este año?

El fondo tiene un componente muy fuerte en términos europeos. La mayoría de los activos están domiciliados en Europa. De hecho estamos en máximos históricos de asignación de activos denominados en euros. Con lo cual la exposición en otras divisas, donde se incluye el dólar, está en mínimos históricos. Creemos que también que los bancos europeos no se pueden comparar con las que tenemos en Estados Unidos. Pensamos que existe mucho valor en Europa. Creemos que ha sido un seguimiento bastante castigado en el pasado y existen bastantes oportunidades en este segmento. Con lo cual el fondo está posicionado de cara al futuro depende de la decisión de la Fed. Nosotros creemos que las expectativas de subidas de tipos van a ser más potentes de lo que podemos estar esperando, por lo que pensamos que si los bonos y los treasuries americanos de dos a tres o cinco años van a caer en precio, pero creemos que eso no va a impactar tanto en la curva europea de bonos a más largo plazo. Con lo cual aquí estamos posicionados con incremento de la pendiente de la curva en el corto plazo, de manera que si pasa y nuestras expectativas se cumplen nos podemos beneficiar de un incremento de expectativas de subidas de tipos en Estados Unidos.

¿Tienen objetivo de rentabilidad anual? ¿Cuál es el comportamiento del fondo en los últimos años?

La respuesta es que no hay ningún objetivo anual de rentabilidad. La verdad es que intentamos generar la mayor rentabilidad posible según nuestro binomio. Lo cierto es que para analizar el fondo se necesita un periodo largo y en los últimos cinco años de media anual hemos generado medias de en torno a un 6%. Más allá de la rentabilidad anual de un 6%, destacaría la baja volatilidad cuando comparamos con otros fondos competidores con respecto a los nuestros. También aquí me gustaría destacar un tercer factor que es importante que es la pérdida máxima del fondo desde su lanzamiento que ha estado en valores bastantes conservadores. Aquí hablamos de un 1% de pérdida máxima en los últimos años.