Quitando la pasada de frenada a la baja que durante la mitad de noviembre hemos tenido en todos los mercados, sobre todo americanos y el DAX, nos seguimos moviendo en un rango que parece igual al anterior. Está reamente complicado y “son momentos para estar a la expectativa, no creo que para tomar grandes decisiones de inversión".
"La zona de 1425-1430 del SP500 es una resistencia curiosa, antes soporte importante, que además coincide con el 0.618% de máxima corrección proporcional a toda la caída desde los máximos en 1465 puntos”, reconoce Roberto Moro, de Apta Negocios. Quizás sea momento para buscar pequeñas oportunidades buscando recorridos cortos.
Por debajo, no pasa nada hasta que veamos niveles inferiores a 1340 puntos. No veo nada ni para bien ni para mal. También es cierto que todo depende de hasta dónde se quiera sesgar el escenario. En la medida en que alcancemos cotas más altas, 8.000-8.200 puntos, las señales correctivas serían menores. El DAX está en los máximos del año pasado, a un 7-8% de sus máximos históricos y la situación en Alemania y en el conjunto de Europa ¿da para pensar en esa tesitura? Me cuesta creerlo pero puede suceder.

El Ibex35 por encima de los 8.000 puntos. Debilidad comparativa con respecto a otros índices. La sensación de corrección de las últimas semanas se ha atenuado, está resultando positivo incluso esa incertidumbre a corto plazo y “creo que es bueno que, desde las autoridades españolas, si hay que pedir el rescate nos queramos garantizar determinadas condiciones – al fin y al cabo alguna contrapartida tiene que tener el hecho de que Alemania se financie a tipos negativos”.

Telefónica. Totalmente plano, carente de tendencia, mínimos en 9.75 euros y soporte importante. Máximos relativos decrecientes desde 11.80 y sólo la superación de ese nivel nos haría pensar en niveles que tampoco serían muy superiores porque coincidirían con un Ibex en 8200 puntos. Si esto coincide con ruptura de los alemanes por encima de 7600 y Eurostoxx consolidando por encima de los máximos del año, pudiera suceder, pero hoy por hoy está carente de estructura.

BBVA presenta un mejor tono. Hoy está de nuevo atacando la resistencia tan importante que tiene en 6.70 euros. La sensación es muy buena. BBVA, ayudado por Iberdrola, son los que están empujando al Ibex35. La consecución de los máximos anuales en 6.95 euros es estratosférica. Nivel de soporte en 6.35 y más a corto plazo el origen del último hueco, en 6.60 euros. Donde colocaríamos el stop de posiciones en beneficios.

Banco Santander. Con algo más de debilidad comparativa. No está atacando la resistencia de los 6 euros aunque la más importante la tiene en 6.15 euros. Soporte en 5.65 euros. “Tengo las mismas dudas con este título que las que manifiesta el índice y el conjunto de los mercados”.

Gamesa. Metido también en un rango desde el que alcanzó los niveles máximos en el año en los 1.95 euros y lo que nos deja es una figura tan indefinida como es un triángulo simétrico, el precio cada vez más acercándose al vértice del mismo. La base está en la zona de 1.50-1.51 y el techo en 1.74, estamos en el punto intermedio. Sobre todo sea lo que sea que hagamos como posición inicial ¿dónde colocamos el stop y con qué criterio? Cuando las cosas están así lo mejor es mantenerse al margen.

Viscofán. Estas últimas jornadas ha tenido un gran escape alcista, probablemente como consecuencia de su incorporación al Ibex35. Si hoy terminar por encima de 40 estaremos asistiendo a nuevos máximos históricos. Viscofán es un título en que hay que estar y mantener, no obstante, antes de saber si va a consolidarse por encima de 40 euros, mejor no.

Mediaset. Muy alcista, resistencia importante entre 4.85-5 euros que ha sido superada y no queda hablar de otra cosa que no sea la búsqueda de niveles de corrección proporcional de la zona de 9.40, en los 5.60 euros y el siguiente 6.30 euros. No parece posible que pueda hacerlo sin la ayuda del conjunto del mercado pero, como no es descartable este escenario, es posible que vaya a buscar estos niveles. Precaución cuando se acerque a los 5.60 euros.

Banco Popular. Me sigue pareciendo atractivo por los niveles de soporte tan importantes en los que se está movimiendo. Tendríamos que fijar un stop loss en 0,53 euros a precios de cierre. Sólo con que haga movimientos tan alcistas como los de las últimas semanas, hasta los 0.67 euros, es un valor por el que se puede apostar.