David Galán, director de renta variable de Bolsa General, analiza la situación de Banco Popular.

Banco Popular ha sido noticia por el anuncio de ampliación de capital por valor e 2.500 millones de euros, ya que, en el peor de los escenarios de la economía española, la entidad necesitaría 3.223 millones. Además, ha suspendido el dividendo de octubre.
El gráfico nos viene avisando de que la marcha de la empresa no es demasiado buena. Venía de un ciclo alcista que concluye en 2007, a partir de aquí, el precio comienza a caer. Estructura de segundo impulso alcista que, al perder los 6,43 euros busca los 3,86 euros. Luego experimenta un fuerte rebote y luego una nueva estructura bajista. Lleva 3 años dentro de un canal bajista de medio plazo y, mientras no lo rompa, la tendencia vigente sigue siendo bajista. Tocó en febrero el techo del canal para luego desplomarse hasta el suelo, donde rebotó y se paró en una primera resistencia, en 1,95 euros. La superación de este nivel mejoraría mucho la situación del título. El primer soporte clave está en los 1,47 euros. Di perdiera esta zona implicaría perder el 61,6 de Fibonacci y caería hasta 1,25 euros. Tendencia bajista en todos los plazos.