En un contexto de desaceleración, como parece que estamos viviendo, los valores sólidos y de nombre pueden servir de refugio a los inversores.

Lo que preocupa al inversor señala José Maria Luna director de análisis de Profim EAFI, está siendo la crisis presupuestaria de los países periféricos. Eso lo que ha hecho que aumente la cautela y se hayan buscado otros mercados con potenciales resultados positivos como pueden ser la renta variable americana, bonos corporativos de ese país e incluso los garantizados, los más beneficados.

La bajada de volumen de negociación en el mes de mayo hay que compararla, señala Luna, desde el punto de vista relativo del año pasado. El problema es el mismo, la cautela y la prudencia están favoreciendo la salida de dinero hacia esos focos que hemos mencionado antes. La bolsa española, a pesar del buen comportamiento desde el principio de año, refleja un menor volumen que esperemos aumente con las nuevas colocaciones.

Se  acerca la retirada de estímulos en EEUU. El experto considera dos posibles escenarios: por un lado un crecimiento menor en EEUU debido a esa retirada de estímulos, a pesar de ello eso no es malo per sé ya que no habrá tensiones inflacionistas por lo que los tipos de interés se pueden mantener bajos, algo que puede ayudar a la renta variable americana. En ese momento debemos fijarnos en empresas que no dependen en exceso del consumo. Un escenario menos probable, es que se vuelva a una situación a la japonesa. Por ello debemos vigilar los datos macro.

No nos gusta mucho el sectorial financiero, señala el experto, ni europeos ni americanos. En Europa hay un problema grande con la deuda pública y además tenemos que hablar de la reestructuración griega. Además en España tenemos el problema de la morosidad y de la reestructuración del sistema financiero, señala el experto. De momento no es el sector que nos parezca más interesante.

En cuanto a los mercados emergentes el experto señala que mientras se mantengan las tensiones inflacionistas hay que ser cautelosos ya que a pesar del crecimiento económico, en estos momentos no es tiempo de estar ahí. Debemos esperar hasta que haya una política de relajación en tipos y en inflación, señala el experto de Profim EAFI. Preferimos EEUU.

Uno de los impulsos en estos mercados está siendo el sector de las infraestructuras, otro la demanda interna, y muchas veces esta demanda interna lo que hace es beneficiar a empresas que cotizan fuera de estos mercados. A pesar de que estas empresas pueden beneficiarse de la coyuntura actual no debemos olvidar que cotizan dentro de los mercados emergentes por lo que la salida de flujo de capital podría ser indiscriminada y perjudicar a este tipo de empresas. Es un tema de largo y medio plazo, señala el experto.

Sudáfrica es un mercado que se puede considerar de nuevas fronteras. Está por descubrir pero de momento tiene demasiada correlación con el precio de las materias primas por lo que debemos esperar. Es un mercado para vigilar pero no para estar en el corto plazo. La capitalización bursátil de este mercado es aún muy pequeña en comparación con los demás mercados, a pesar de que sectores como el de tecnologías y comunicaciones deben sr vigilados en el medio y largo plazo.

En cuanto al fondo Santander Small Caps de pequeñas compañías europeas tiene una rentabilidad pobre, del 1% aproximadamente. Dos son los problemas a los que alude el experto, por un lado tiene varias posiciones fuera de la zona euro, si este se aprecia frente a otras monedas eso afecta de manera negativa, señala el Luna. Por otro lado en un entorno de mercados que se mueven en dientes de sierra el mercado lo que busca son compañías de gran capitalización y con una marca sólida.

Las recomendaciones desde Profim EAFI pasan por la renta variable americana y en Europa por Blue Chips y empresas que coticen en mercados más sanos como Alemania o Francia.