La digitalización sigue siendo un reto para las empresas españolas. Según el estudio “España 4.0, el reto de la transformación digital de la economía” sólo el 38% de las empresas tiene una estrategia digital. Únicamente el 16% de las PYMEs venden online y el 21% de las empresas están presentes en redes sociales. Esto se debe, en gran medida, a las barreras que encuentran las pequeñas y medianas empresas. Pero, ¿Estas barreras son motivos suficientes para no aprovechar las ventajas de digitalizar una empresa?

Existen determinadas actividades asequibles a pequeñas empresas sin destinar demasiados recursos económicos. Lo importante es diseñar una estrategia digital coherente con el negocio. Es necesario ser realista y saber cuánto personal y cuánto tiempo se va a dedicar. Aquí te dejamos algunos ejemplos para empezar:

Se estima que el 75% de las empresas tienen página web, pero es importante tener una web actualizada y con contenido relevante para nuestro público objetivo. Es necesario ponerse en el punto de vista de los consumidores e intentar dar valor con cada información que se transmite en la web. Aunque parezca algo obvio, tener los datos del negocio, teléfono, dirección, horario y demás datos relevantes en un lugar visible de la página web ayuda a nuestros clientes a tener una visión más positiva de nuestra empresa. Un blog corporativo bien estructurado y con información relevante ayuda a atraer más público a nuestra web y estrechar las relaciones con nuestros clientes.

Complementar la web con redes sociales, puede incrementar el tráfico destinando muy pocos recursos. Además puede ayudar a conocer mejor a nuestro público e identificar sus necesidades e inquietudes. También monitorizando las conversaciones sobre la marca permite adelantarse a crisis de reputación o resolver incidencias con los clientes.

Es necesario dedicar un poco de tiempo a diseñar una estrategia de posicionamiento web, el SEO consigue resultados pero hay que ser constante con el blog para conseguirlo. Aquí 7 consejos para realizar un buen posicionamiento web de tu empresa.

En la actualidad la navegación móvil ha superado a la tradicional navegación web, apostar por un diseño responsive adaptado a todos los dispositivos ayudará mucho al posicionamiento de la web y puede permitir una ventaja competitiva respecto a la competencia.

Paypal, hootsuite, mailjet o Google analytics son herramientas útiles que ayudan a la digitalización de las empresas.

Los servicios financieros es uno de los sectores con una mayor madurez digital. El 86% de las empresas financieras se consideran con los recursos necesarios para afrontar la transformación digital. Las aplicaciones fintech permiten acciones adaptadas a todos los tipos de negocios, desde realizar transacciones monetarias, hasta gestión de cuentas u operar 100% online. Existen múltiples apps Fintech para llevar un control exhaustivo de la contabilidad sin necesidad de dedicar mucho tiempo ni dinero.

El crowdlending es una alternativa surgida gracias a la digitalización del sector. MytripleA permite invertir en empresas de la economía real  de manera 100% online, sin comisiones y, además, ofrecen una herramienta de inversión automática que permite invertir de manera fácil, rápida y diversificada. Regístrate gratis.