De nuevo la renta variable española vuelve a ser la opción favorita de los gestores.  Vamos a ver una de las alternativas que invierte en este mercado con Victoria  Torre, responsable de contenidos, productos y servicios de Self Bank y León Izuzquiza, gestor analista de Fidentiis Gestión.

Este año parece que todos los vientos son a favor de la renta variable española y el comportamiento sigue siendo  tibio. ¿Sigue siendo buena idea invertir en el mercado español?

Victoria Torre, Selfbank:  Creemos que sí pero lo más importante es que hay cierto consenso al considerar que España es una alternativa para invertir. Los principales organismo internacionales tienen perspectivas positivas para España, el FMI y la CE, que considera que creceremos un 2,9% - tres décimas más que la anterior estimación – y esto supone mejorar las previsiones que tenían los organismos. Si esto se cumple, tendremos que pensar en las repercusiones que esto tendrá sobre la economía: un mayor crecimiento haría incrementar el consumo y la inversión y, por ende, debería haber más contrataciones. De hecho, la Comisión Europea cree que podríamos llegar al 14% de paro el año que viene y al final, si hay mayor crecimiento de la economía y más gente pagando impuestos, se reduce el déficit que en uno de los mayores problemas que tiene España.

A pesar de que la macro va bien, ¿qué le pasa al Ibex35 que no termina de despuntar como lo han hecho otros índices europeos?

Victoria Torre, Selfbank: Lo primero que tenemos que tener en cuenta es de dónde sacan sus ingresos las compañías del Ibex35 Solo el 37% de los ingresos vienen del negocio doméstico, el resto viene de fuera. Esto está muy bien porque supone que nuestras compañías están muy internacionalizadas y en algunos momentos puede ser muy positivo. Pero también hay otros factores de distorsión, si Reino Unido tiene problemas, quizás las compañías con presencia a la región s algo que repercute en las compañías del selectivo. Y además, pensemos que el Ibex está compuesto por 35 compañías pero es un índice muy concentrado, tenemos mucho peso en el sector bancario que este año no lo está haciendo muy bien, y esto puede pesar sobre el índice. Cuando miramos la inversión en España tenemos que pensar que hay vida más allá del Ibex35 y existen fuera otras compañías bien gestionadas y que nos pueden aportar mucha diversificación.

Fidentiis Gestión tiene un estilo de gestión value.  ¿En qué se diferencia de otras gestoras?¿Hay sitio para todas cuando hablamos del mercado español?¿

León Izuzquiza. Fidentiis. Sí y de hecho muchos vivimos de ello. Es cierto que hoy en día si no eres value casi casi no estás de moda. La idea es buena y da resultado: buscar compañías baratas, bien gestionadas, negocios con barrera de entrada y poco apalancamiento. Con eso no te equivocas. Nosotros intentamos identificar que haya una mejora en la tesis de inversión, es decir, que haya una mejora operativa, en la industria, en el mercado…un elemento corporativo que hará que lo refleje la cotización del activo.

Ustedes en la casa tienen el Fidentiis Tordesillas Iberia, ¿cçómo se monta la cartera de este fondo?

León Izuzquiza. Fidentiis.  Nosotros hacemos un análisis Bottom Up. Si piensas que el universo de inversión es España y Portugal y te pones a quitar sectores regulados, poco líquidos, sector bancario es un entorno bastante reducido de 70-80 valores y somos cinco personas que intentamos hacer los análisis de cerca. Intentamos estar encima de todas las historias porque tenemos un universo muy reducido. Un dato que siempre decimos es que el 60-65% de los valores cotizados entre España y Portugal hacen o más de un 15% o bajan más de un 15% con lo que, dedicando los recursos a mirar ese universo, se puede sacar rentabilidad.

¿Cuáles son las últimas apuestas del fondo?

León Izuzquiza. Fidentiis. Estamos jugando el petróleo a través de Repsol y Galp, Sacyr por participación en Repsol, estamos en el sector de autoparts, tenemos Cie y Gestamp, Dominion. Hemos tomado posiciones en Logista, Coca Cola, mantenemos NH hoteles. ACS, que es la principal posición del fondo, es una historia muy limpia, una fuente de generación de caja e infravalorada en el mercado.