Como cada semana, Álvaro Blasco, de ATL Capital analiza la situación del mercado y el impacto que pueden tener las disitntas variables en los principales índices de renta variable.  

¿Qué cree que hará el BCE?

Hay muchas expectativas de que se anuncien cosas en el BCE. Hay unas cuantas que parecen evidentes – que vuelvan a bajar los tipos por depósito en el organismo, que se amplíe el espectro de bonos en que pueden afectar las compras y la posibilidad de que se amplíe el plazo de las compras de bonos- pero la reunión es peligrosa porque cuando se esperan muchas cosas puede que algunas no tengan mucho sentido. Que suban los tipos de depósito tiene sentido que se haga porque harán que el dinero que tienen aparcado se mueve y vaya a parar las economías. Que aumente el tipo de activos que se pueden comprar en el QE también es posible pero tengo dudas de que se amplíe el plazo. No tendría importancia porque es una decisión que tendría más sentido en abril-mayo viendo el efecto de las medidas que se han tomado.

Mañana creo que deberíamos dar un empujón cuando se confirmen algunas de estas medidas. si no son todas, tampoco el mercado se lo debería tomar mal.

¿Sería factible que llegara a comprar renta variable?

No creo que sea lo que las economías necesitan Hemos visto que las expectativas de PER para próximos ejercicios son razonables y que indican que la bolsa europea no está cara y por lo tanto, pienso que hoy por hoy no debería anunciar ninguna posibilidad de hacerlo pero Draghi es como es, todo es posible y esperemos que el mensaje surta efecto sobre los mercados.

¿Tenemos ingredientes para tener un rally de final de año?

Aunque aquí han desaparecido el 98% de las incertidumbres sobre nuestras elecciones generales, los mercados no lo consideran un problema, en principio hay una serie de coaliciones que no debería entrañar cambios importantes en las políticas económicas que vivimos ahora mismo. Eso ha desaparecido. Tenemos una lacra que es una fuerte presencia de nuestras empresas en América Latina, entonces creo que aunque deberíamos subir antes de final de año es probable que lo hagamos menos que el resto de bolsas europeas.

Abengoa declaró el preconcurso de acreedores y ahora hay accionistas que quizás se mantengan en el título mientras que otros han vendido. ¿Qué recomendaría a ambos?

Independientemente de cómo evolucione el tema Abengoa, creo que a los que han salido, tranquilidad. Han tomado una decisión, han salido sin problemas, salvo la pérdida económica importante , y los que están siguen corriendo un riesgo. Es cierto que han caído mucho las acciones y el peligro que hay es que en un momento determinado pudiera suspenderse la cotización y quedes pillado mucho tiempo. Extrema prudencia. Los que han salido no deben arrepentirse de haber salido y los que están dentro, pensar sobre todo en la liquidez y si se pueden compensar las minusvalías con otras plusvalías de otras acciones.

Si miramos a 2016 ¿Qué acciones tienen buen potencial?

La expectativa es que la bolsa que mejor irá es la europea. Eso sí, rodeada de volatilidad porque la que apareció en verano seguirá. Creo que la más interesante sea la francesa porque sus cifras macro no están siendo muy brillantes y por lo tanto, hay compañías por las que vale la pena apostar. También las alemanas, pues creemos que es un mercado intersante y ahí podemos ir desde el típico ETF ligado a índices hasta buscar valores más concretos como el sector automoción como Daimler, Renault, Vinci, Vivendi…valores en los que, según el grado de agresividad, deberían primar unos a otros.

¿Qué riesgos a tener en cuenta?

De cara al próximo año la volatilidad debería ser una de ellas y la gente que quiera participar de ella pendiente de ello no olvidar los stop loss o stop profit, las cosas siguen bastante complejas en el ámbito geopolítico e incidirán en los mercados, las materias primas estamos dudando si han llegado al suelo o no, si es así podría haber más riesgos. Sin embargo, los resultados seguirán creciendo a múltiplos interesantes y los riesgos seguirán de la mano de lo que hagan los bancos centrales.