IAG protagonizó la semana pasada la crónica oficial corporativa dentro del selectivo español. La antigua Iberia ha lanzado una OPA del 100% sobre Vueling para hacerse con la parte que aún le quedaba por controlar y de ahí se derivan una serie de implicaciones que pasan desde sus homólogas europeas hasta el barril de oro negro teniendo en cuenta que cada 125 dólares de barril supone una disminución de 40 céntimos para las compañías. ¿Qué o quién sale beneficiado con el acuerdo?

Los trabajadores de Iberia, no, por supuesto. La última noticia de esta fusión vino de la mano de la propia aerolínea el pasado viernes al confirmar el despido de 4.500 trabajadores de la compañía con el objetivo de aligerar equipaje. Jesús Sánchez Quiñones, director de Renta 4 banco, asegura respecto al “plan de ajuste de Iberia que era de esperar que sería agresivo, quizás la atención está diversificada entre el plan de ajuste y los resultados así como la OPA de Vueling que muestra que la aerolínea hará una estrategia diferente a la que ha tenido hasta ahora”.

La deuda pesa y la caída de la demanda en el mercado nacional ha obligado al gigante aeronáutico a prescindir de cerca de la cuarta parte de su plantilla. Hay que tener en cuenta que, pese a la opinión de los sindicatos que hablan de ‘cortina de humo’ por parte de British Airways, lo cierto es que actualmente la única de las dos aerolíneas que lleva el pan a casa es la británica, mientras Iberia sólo ofrece agujeros negros a cubrir.

Entrando en faena, tanto IAG como Vueling reportan una revalorización bursátil alejada de la realidad europea. En lo que va de año, la pequeña empresa catalana suma en bolsa un 38%, contando eso sí con el alza del 25% de la jornada del jueves pasado cuando barrió con tres resistencias fundamentales, mientras que IAG se conforma con un 27% de ganancias. Los expertos siempre se han mostrado más favorables a las denominadas ‘low cost’ debido a su capacidad para capear el temporal económico y de ahí que Ryanair, sólo en los últimos tres meses, se haya revalorizado un 22%, mientras que Easyjet haya hecho lo propio en lo que va de año con cerca del 70% de subida.

Pero, ¿qué perspectivas hay por delante? Quizás ya haya subido lo suficiente, pese a todo los expertos hablan de que la situación seguirá siendo más favorable para los pequeños, a lo que suma, por cierto, lo que haga el petróleo, no hay que olvidarse. De momento, los futuros del West Texas Intermediate para entrega el 1 de diciembre cotizan en los 103,94 dólares el barril en el mercado estadounidense. Según un informe elaborado por Citigroup, un barril de crudo que alcance los 125 dólares conlleva un impacto negativo sobre la cotización de una aerolínea de unos 40 céntimos de euro por acción en los beneficios de cara a este año.

Según los analistas, el petróleo viene realizando máximos y mínimos decrecientes desde mediados del mes de septiembre y tan sólo habría que comenzar a pensar en una recuperación de los precios tras la superación de los 93/94 dólares el barril. No obstante, esta situación no parece que vaya a producirse con lo que las aerolíneas, de momento, no tiemblan.

Adam Button, de Forexlive, recuerda que es mejor no intentar entender el comportamiento del crudo. “Si alguien trata de buscarle sentido a corto plazo”, afirma, “podría acabar en un manicomio. En lo que están algo más de acuerdo los bróker es en la recomendación sobre los títulos de IAG. Los expertos de Carax Alphavalue optan por ‘comprar’ a un precio objetivo de 2,69 euros.


¿Y respecto a la OPA sobre Vueling?

Con una prima superior al 27% después de la oferta de 7 euros/título presentada por IAG -el consenso de expertos elaborado por Facset ofrece un precio objetivo de 6,9 euros- parece una buena opción. Ahorro Corporación apuesta por acudir a la OPA teniendo en cuenta que “los 7 euros son un precio elevado, mientras que nuestro precio objetivo para Vueling se sitúa en 5,10 euros”. Pero cuidado porque cabe recordar que Vueling saltó al mercado continuo a 30 euros por acción allá por el año 2006 y miren dónde se encuentra ahora.