El estratega jefe de Wells Capital Management, destaca que el mercado norteamericano volverá a tener un impulso al alza por la solidez de sus fundamentales.
Cuando la tensión de Ucrania sigue creciendo y las dudas sobre el sector tecnológico se mantienen, la mayoría de los analistas consideran que no existe ningún peligro en la bolsa estadounidense. Para nada. Esa es la opinión, entre otros, de James Paulsen. Desde su punto de vista el crecimiento de la economía de Estados Unidos será mejor de lo que la mayoría de inversores piensan.

"Pienso que el crecimiento económico este año estará en torno al 3%”, explicó en declaraciones a la CNBC. “Además, creo que los informes sobre la economía del país han sido bastante buenos”, añadió. “Si nos fijamos en los datos principales, creo que, definitivamente, iremos hacia arriba”, indicó.

En este sentido, considera que es muy importante el crecimiento económico del país para el desarrollo de los principales índices en Wall Street. Y así, con los datos que existen sobre la mesa, las ganancias en los mercados no deberían acarrear ningún peligro al margen del Nasdaq, donde las valoraciones son muy elevadas.

“El consenso cifra el crecimiento del conjunto del país en el 2,5%. Si nos damos cuenta de que tenemos potencial hasta el 3%, entonces el impulso será mucho más fuerte y la codicia volverá a instalarse en el parqué neoyorkino”, agregó Paulsen.

Ante la ola de ventas de la semana pasada en la renta variable, que provocó que el precio de los bonos subiera, Paulsen sostuvo que los informes alentadores sobre las solicitudes de desempleo y la confianza del consumidor podían haberse malinterpretado.

Paulsen ha estado que este año será plano para las acciones. “Creo que podríamos llegar hasta los 2.000 puntos básicos en el S&P 500 este año y terminar en los niveles donde empezamos el año", analizó.

"La venta es algo temporal y, probablemente, veamos una oportunidad de compra , por lo menos en el corto plazo", finalizó Paulsen.