Si lanzamos una mirada a nuestro Mercado Continuo en él observamos pequeñas joyas técnicas que muestran una clara tendencia alcista para encarar la última parte del ejercicio. Son valores de baja capitalización y alta volatilidad, no aptos para todos los públicos, pero que actualmente miran por encima del hombro a los gigantes apagados.

Si aplicamos los filtros de nuestros indicadores técnicos Premium a todos los valores cotizados en nuestro Mercado Continuo, observamos que entre los que mejor puntuación sacan hay varios “chicharros”. Con una tendencia alcista de medio y largo plazo y puntuación de sobresaliente se colocan Tecnocom, Amper y Dogi. Veamos el gráfico que muestran y el porqué de esta positiva situación:
 
TECNOCOM
La empresa tecnológica no sólo es el “chicharro” con mejor aspecto técnico, también es la mejor acción de todo el mercado español. Los indicadores técnicos Premium le otorgan una puntuación de 9,5 puntos, pues tan sólo se le puede poner un “pero” técnico, la volatilidad de largo plazo. En concreto, su volatilidad en 250 sesiones es de 45,39 puntos, pareja por ejemplo a la del Banco Santander. Goza de una tendencia alcista de largo plazo, aunque ojo porque el precio está cotizando pegado a la media de 40 sesiones, pues tras un fuerte tirón al alza del precio, está consolidando los avances en un estrecho lateral.


 
Tecnocom se ha ganado la medalla de oro de nuestra renta variable después de revalorizarse casi un 200% en lo que va de año y sólo en verano, dispararse un 130%. Tras varios meses pegado a los 1,50 euros, de repente en junio experimentó una salida explosiva que le llevó a los máximos anuales en 3,65 euros en agosto.  Ahora, tras este subidón, el precio ha vuelto a lateralizar su movimiento, ahora en torno a 3,40 euros, para descargar sobrecompra y consolidar niveles.  Aun así, estamos hablando de niveles que Tecnocom no visitaba desde 2009 y que le colocan en subida prácticamente libre hasta los máximos de 2007 en los 5 euros.
 


Por fundamentales, José Lizán, gestor de SICAVs de Auriga SV, valora que “Tecnocom está despertando del letargo y tienen una gran oportunidad en el fintech y toda la revolución del sector bancario con grandes players en Latinoamérica y España”. Muestra de esta mejora de resultados fueron sus cuentas del primer semestre, periodo en el que ganó 3 millones de euros, una cifra 13 veces superior a la del primer semestre de 2015, gracias a la reducción de los gastos financieros netos y la mejora en la tasa fiscal efectiva.

 
 
AMPER
Con medalla de plata en el ranking de mejores “chicharros” españoles encontramos a Amper. Tan sólo se coloca medio punto por debajo de Amper, pues su “pero” es más grave, ya que pincha en el volumen de contratación de largo plazo. De media, Amper mueve al año unos 292 millones de euros. Aunque presume de tener una tendencia alcista de medio y largo plazo, hay que destacar que el precio cotiza por debajo de la media de 14 sesiones, algo que quita fortaleza a la tendencia. (Ver: Indicadores técnicos premium)


 
Amper ha pasado casi todo el año cotizando entre los 0,077 y los 0,135 euros, aunque desde los mínimos anuales de julio se ha revalorizado más de un 60%. Actualmente el precio se coloca en la parte alta de este rango y, si lograra superar los 0,135 euros tendría por delante el titánico objetivo de cerrar el enorme hueco bajista que dejó en junio de 2015 y que abarca de los 0,17 a los 0,46 euros.
 


Por fundamentales Amper ha sido premiado por el esfuerzo de reconstrucción que está llevando a cabo y cuyo máximo hito ha sido la venta de su filial del Pacífico Sur, ATH, precisamente su rama de negocio más rentable. ATH ha sido valorada en 6 veces ebitda, por lo que la operación podría rondar los 28 millones de euros.
 


DOGI
Otro “chicharro” que ha resurgido de sus cenizas es Dogi. La textil rescatada por el Grupo Sherpa empata en puntos con Amper y, como la anterior, también falla en el volumen de contratación a largo plazo. Con una capitalización de 112 millones Dogi mueve al año una media de 15,8 millones de euros. La tendencia de medio y largo plazo vuelve a ser alcista, de hecho, en el gráfico se puede observar un claro escape del precio por encima de las medias de 14 y 40 sesiones. (Ver:Indicadores técnicos premium)


 
Dogi acumula en el año una revalorización del 85%, pero es que desde comienzos de verano ha subido un 110%. Tal ha sido el “calentón” que ha tenido que su RSI actualmente marca niveles de sobre compra en 86 puntos. Lo preocupante es que esta sobre comprar se acumula justo cuando Dogi intenta superar la resistencia de los 1,60 euros, origen del gran hueco bajista provocado por la suspensión de cotización  que se reactivó en junio de 2014. Por abajo encuentra soporte en los 1,20 euros, por donde también pasa la directriz alcista que inició este verano.


 
Dogi salió de pérdidas en el segundo trimestre del año, periodo en el que ganó 617 millones de euros, frente a las pérdidas de 354 millones del mismo periodo del año anterior. Además, ha finalizado el plan de mejoras operativas en las dos plantas del grupo que se ha venido aplicando en los últimos años.