Las compañías del sector que cotizan dentro del índice de referencia del mercado español son las que mejor comportamiento y aspecto técnico muestran en los últimos meses. Justo cuando la bolsa española ha gozado de mayor inestabilidad.
 
La inestabilidad campa a sus anchas por el escenario actual. No es ninguna novedad. Además de los temores que abundan en el panorama internacional, con miedo a una desaceleración global, y que trasvierten la confianza de los inversores, ya trastocada desde el pasado ejercicio, también se une que la incertidumbre política en nuestro país. Una incertidumbre que es una losa que empieza a tensionar la confianza a la hora de realizar estrategias para obtener rendimiento.

Por eso la apuesta por lavar y guardar la ropa, o una operativa más defensiva, es una de las preferencias ante la fotografía que tenemos ante nosotros. Optar por valores más defensivos y que pueden proporcionarnos retornos más fiables está cada vez ganando más adeptos en aras de evitar las clásicas tempestades que nos acucian cuando la volatilidad clava sus garras sobre los diferentes parqués mundiales. Y también sobre el español.

Mientras nada se toque y todo siga igual una de las apuestas de los analistas y del consenso de mercado sigue siendo el sector eléctrico español. Al ser una industria regulada mientras no haya cambio de gobierno en el medio plazo puede gozar de valores seguros. Así se ha demostrado en los últimos meses si ponemos estas acciones en comparación al comportamiento del Ibex 35 y a otros títulos de otros sectores como el bancario o el constructor.

Las eléctricas han resistido ciertamente en los últimos meses por encima de la media. Ha sido la tónica habitual. Es por ello por lo que a nivel técnico tienen mejores perspectivas y pueden suponer una forma de seguir obteniendo rendimientos sin hacer movimientos arriesgados: Por un lado obteniendo los interesantes dividendos que pagan este tipo de compañías y por otro porque su cotización, en efecto, no se ha visto lastrada como en el caso de otros valores dada la consolidación y estabilidad de sus negocios.

Rentabilidad por dividendo de las eléctricas españolas


Centrándonos en puramente en el aspecto técnico, observamos que Enagás es la que mejores perspectivas presenta. Según nuestros filtros técnicos recibe una puntuación de 8 puntos en una escala que se mueve entre el cero y el diez. Su tendencia es alcista tanto para el medio como para el largo plazo y todos sus indicadores se encuentran en positivo, salvo su volumen de contratación, que es decreciente en el tiempo.



Enagás indicadores técnicos

En cuanto a su posible potencial en bolsa aún le quedaría un 3,7%, en base a los datos extraídos del consenso de mercado. A esto hay que añadirle que la compañía retribuye a sus accionistas con un dividendo cuya rentabilidad asciende al 4% sobre los precios del último cierre.

En la misma situación técnica se encuentra Red Eléctrica como evidencian nuestros filtros técnicos. Su puntuación total también es de 8 puntos sobre diez posibles. La tendencia para este activo es alcista en todos los marcos temporales y como único factor negativo, igualmente, es su volumen de contratación, que es decreciente en el medio plazo y en el largo plazo.



Red Eléctrica Indicadores


Red Eléctrica, por el contrario, habría agotado su potencial en bolsa si observamos los datos del consenso de mercado, aunque la principales recomendaciones siguen siendo las de mantener y sobreponderar. En este sentido, el rendimiento por dividendo de la empresa eléctrica asciende hasta el 3,2%.

Asimismo,Endesa es otra compañía cuyo momento técnico se puede comentar en términos positivos. Y puede hacer de esta manera porque se encuentra en fase de consolidación, mientras que su puntuación es de 6 puntos entre el cero y el diez. Aún con todo, su tendencia de largo plazo es bajista, a tenor de lo que señalan nuestros filtros técnicos, aunque a medio plazo es alcista. El resto de variables estarían en positivo, al margen del volumen de medio plazo, que es decreciente.



Endesa Indicadores


La firma energética no tendría mucho más recorrido del que ya ha plasmado tal y como señala el consenso de analistas. El precio objetivo sería de 18,41 euros, no mucho más alto de los niveles actuales. En consonancia nos encontramos que la retribución al accionista llega al 3,4%.

Si observamos la evolución en la cotización de Gas Natural vemos un resultado más incierto, pero más positivo desde los mínimos de febrero, desde donde repunta más de un 18%. De esta manera los filtros técnicos sitúan al valor en fase de consolidación y concretan que tiene tendencia alcista a medio plazo, aunque bajista para el largo plazo. Su momento técnico estaría más deteriorado tal y como se observa en sus variables. La acción tendría una puntuación de 5 puntos sobre diez posibles.



Gas Natural indicadores


En contraste Gas Natural es la eléctrica que más capacidad de revalorización tiene en los mercados ateniéndonos a los datos del consenso. Hasta un 8,47% de potencial sobre su cotización actual. Asimismo, posee la rentabilidad por dividendo más alta de las empresas del sector, en un 4,5%.

En última instancia, Iberdrola sería el único título que suspendería por técnico según nuestros filtros técnicos. El activo tendría una puntuación de 4 puntos en una escala que oscila entre el cero y el diez en estos momentos en los mercados. Estos indicadores ponen de manifiesto que su tendencia de medio plazo es alcista, mientras que la de largo plazo sería bajista. Como nota negativa también veríamos que su volumen es decreciente en el tiempo.



Iberdrola indicadores


Por último, Iberdrola aún tendría capacidad de subida en el mercado español, según apunta el consenso de mercado, de hasta un 7,22% sobre los niveles en los que se encuentra en la actualidad. En esta línea, la rentabilidad por dividendo de la eléctrica estaría en el 3,7% sobre su precio actual