Muchos inversores están pendientes de la cita electoral y de sus consecuentes repercusiones, tanto en los mercados como fuera de ellos. Por eso, en función de quién salga victorioso este domingo, algunos sectores o compañías podrían verse más o menos beneficiados.
 
Aceleramos hacia las elecciones. Nos encontramos en la recta final en la que todos los que siguen de cerca la evolución de los mercados están muy atentos a cómo puede influir a su metodología de inversión el grupo político, o más bien la coalición resultante, que salga victoriosa del próximo domingo 20 de diciembre.

A ritmo de lo que marcan las diferentes encuestas, nos vamos a un marco en el que cuatro partidos van a tener una representación significativa y que pueden alzarse con la victoria electoral. Por eso, en base a los pronósticos que se manejan y bajo el espectro que se concreta en los programas electorales de cada uno, algunos sectores y compañías podrían verse premiados o perjudicados como consecuencia del juicio dictaminado por las urnas.

Así, cogiendo como guía los programas electorales de estas principales formaciones con opciones de gobierno, se puede atribuir cuáles serían las áreas con más ventajas con respecto a otras que podrían verse más dañadas. Deshojando la margarita de la guía principal de cada uno de ellos, se podría alguna que otra conclusión.

SI GANA EL PARTIDO POPULAR

El actual partido del gobierno tiene como línea a seguir en su programa el continuismo de las políticas actuales. En definitiva, las que ha llevado a cabo durante esta legislatura. Entre ellas pretenden focalizarse en el crecimiento económico y en la caída del desempleo, estimando mayor creación de empleo y por tanto incrementando la demanda interna en el territorio nacional.

Esto, además de su pretensión de realizar una nueva rebaja en el IRPF, podría beneficiar al consumo y, por tanto, a las empresas vinculadas a él: casos deDIA o Inditexdentro del selectivo español.

Pero otro sector que se podría ver beneficiado a raíz de las líneas que se pueden leer en la hoja de ruta del equipo de Rajoy es el de las operadoras. Dentro de sus promesas se encuentra la de “universalizar la cobertura de la telefonía móvil 4G y extender la cobertura de las redes de fibra óptica de muy alta capacidad como factor productivo básico”, además de la pretensión de “impulsar la tecnología 5G que permitirá el desarrollo de internet de las cosas; y generalizar el uso de internet a velocidad ultrarrápida y la presencia de nuestras pymes en las grandes plataformas de comercio electrónico para internacionalizarse”. Aquí, compañías comoTelefónicapodrían salir beneficiadas.




Telecomunicaciones PP


Pero tampoco nos podemos olvidar de las eléctricas (menos aquellas que tienen negocio en las renovables, donde han sufrido un importante recorte en los últimos cuatro años tras la eliminación a las primas) ni del sector de la construcción, que hasta ahora también se han visto beneficiados. El primero de ellos por la regulación que mantiene y que por inversión por dividendo sigue siendo un segmento a tener en cuenta; y el segundo de ello por las partidas destinadas a obra pública y rehabilitación.
 
SI GANA EL PSOE

El actual principal partido de la oposición mantiene líneas que se distancian en algunos puntos de su histórico adversario político. En el caso del partido socialista una de sus principales prioridades y que se menciona en incontables ocasiones a lo largo de su declaración de intenciones con el electorado es la apuesta por el I+D+i.

En este sentido, se centrarían en “incrementar los recursos dirigidos a la I+D+i creando un auténtico sistema nacional de investigación e innovación, al tiempo que impulsamos la sociedad del conocimiento mediante la plena digitalización de la economía”. Compañías vinculadas a la tecnología y nuevas startups tendrían más ventaja en los mercados.

No serían las únicas. A lo largo del programa del PSOE se observa un compromiso con el cambio climático y con las energías renovables. Hasta el punto debería producirse una transición energética “hacia una economía verde, sostenible y generadora de empleo”. Estas intenciones podrían traducirse en oportunidad en los mercados para las empresas ligadas a esta industria, como Gamesa y Acciona dentro del Ibex 35.



Otro pilar fundamental sería la Industria. “Es necesario implementar políticas para cumplir con el objetivo de la Estrategia Europea 2020 de aumentar al 20% el peso del sector industrial en el PIB”, desarrollan en su texto. Esto, además de a las constructoras, podría ser un impulso para firmas como Técnicas Reunidas, o cotizadas industriales dentro del mercado continuo.

Reindustralización PSOE


Los grandes centros de producción que centralizan la fabricación de productos y después lo distribuyen a centros de consumo en la mayoría de los casos alejados, es previsible que pueda pasar a un nuevo concepto con centros más pequeños que dispongan de herramientas que permitan producir mucho más cerca del consumidor final.

En último lugar, tampoco sería negativo para el sector financiero, en un principio, la llegada de los socialistas al gobierno, y en especial para Bankia. A lo largo de su programa se incluye la intención de “no malvender Bankia y que la privatización se lleve a cabo, “de acuerdo con las autoridades europeas, en el momento que permita recuperar todo o la mayor parte del valor invertido por el Estado”.

SI GANA CIUDADANOS

Lo cierto es que, a tenor de lo que se visualiza en su programa, los sectores más beneficiados coincidirían en mayor medida con las propuestas del Partido Popular. Su intención de bajar los impuestos con “un IRPF progresivo que baje a todos los contribuyentes al menos un 3%, lo que beneficiará directamente a las clases medias y trabajadoras”, podría ser también un espaldarazo al consumo y a las compañías que sacan réditos de él.

Aunque si hay un área que sería fuertemente recompensada dentro de su programa electoral sería el de tecnología. Ciudadanos apuesta por un claro modelo de I+D+i y de revitalización del modelo productivo actual. De hecho, buscarían la entrada de nuevas empresas en escena, que a la larga podrían tener presencia en la bolsa.

I+D+i Ciudadanos

El último punto fuerte con bastante presencia en el proyecto “ciudadano” sería el industrial y el turismo. El partido de Albert Rivera apuesta por estas dos industrias como bastante esenciales dentro de su idea de España. Aseguran, sin ir más lejos que tienen muy presente “la importancia del sector de los servicios y lo que aporta a España” con medidas como la “elaboración de un plan estratégico del turismo”. NH Hoteles o Melia Hotels, como algunas a las que seguir de cerca, aunque estén dentro del mercado continuo.



SI GANA PODEMOS

La formación de Pablo Iglesias es quizá quien más perjudicaría a las empresas que se encuentran en este momento cotizando dentro del índice de referencia del mercado español. La impulsión de una banca pública, a través de Bankia –actualmente cotizada en el Ibex 35– y Banco Mare Nostrum, o de un impuesto “de solidaridad” a los bancos que han recibido ayudas públicas, perjudicarían al sector financiero.

Pero si nos centramos en áreas beneficiadas obviamente hay una que destacaría por encima del resto que es las compañías dedicadas a las energías renovables. Pretenden crear “300.000 empleos” a través de esta industria y promover un “plan nacional de transición energética”, que consistiría en un modelo bajo en carbono. Esto sería ventajoso para empresas comoGamesa o Acciona.



Podemos programa


Junto con Ciudadanos, son los que más hablan en su programa y que más peso dan al I+D+i. Dentro de lo que se incluye la recuperación “del talento joven” y la inversión en “infraestructuras públicas hacia infraestructuras productivas y tecnológicas”. Firmas ligadas a la tecnología y startups de nueva creación saldrían beneficiadas. 


***Las frases en cursiva están sacadas directamente de los programas electorales***