La rentabilidad mediana de los fondos de pensiones registró una variación negativa del 3,6% hasta agosto y del 3,4% si se consideran los últimos doce meses, según datos del servicio de medición de fondos de pensiones de Mercer. En concreto, en los ocho primeros meses del año los fondos de pensiones de renta variable euro registraron una rentabilidad negativa del 20,7%, seguidos de los de renta variable no euro (-12,4%). Por el contrario, los fondos de renta fija han logrado una rentabilidad del 1,7% en lo que va de año.
Frente a ello, la rentabilidad mediana en el mes de agosto fue positiva y se colocó en el 1,1%, gracias a la recuperación que han experimentado los mercados de renta fija y renta variable no euro. En concreto, los de renta fija registraron una rentabilidad del 1% en agosto, mientras que los fondos de pensiones de renta variable no euro y renta variable euro mostraron un comportamiento positivo, situándose en el 6,7% y el 0,1%, respectivamente.