Como cada mes visitamos las oficinas de Mirabaud para que nos digan cómo ven el mercado y dónde están encontrando ahora mismo el potencial. 
¿Ve alguna oportunidad en bancos después de las caídas del pasado año?

Pues evitando las aproximaciones sectoriales y mirando las compañías como casos individuales vemos entidades que ofrecen oportunidad de inversión atractiva. Poniendo siempre la vista en el largo plazo, siendo muy racional y teniendo en cuenta la valoración de las mismas.

¿Cómo puede afectar a BBVA su exposición a México?

El negocio bancario es un negocio muy ligado al ciclo económico del país donde opera y por lo tanto la evolución de la economía mexicana podría tener un impacto material en los resultados de BBVA ya que representa un 40% de su beneficio neto atribuido. Dicho y aun teniendo en cuenta las políticas que pueda tomar Donald Trump en temas de aranceles e inversión, siendo México una economía netamente exportadora y con costes muy competitivos debería ser capaz de realocar sus productos a otros países distintos del país vecino teniendo un impacto limitado en sus cuentas.

Con respecto a Popular, ¿considera que la única salida que tiene es que puede ser absorbida por otro banco más grande?
Popular tiene dos cosas pendientes. La primera, acabar con la limpieza de balance y en segundo lugar, acabar con un capital muy débil tras los resultados de cierre de 2016.  Una vez estos dos aspectos se resuelvan ofrece una oportunidad interesante gracias a que el negocio bancario es de alta rentabilidad.

¿Qué le parece el sector inmobiliario español?¿Ve oportunidades a largo plazo?
Nos parece que es un sector que tiene recorrido limitado siendo quizás el caso del residencial el único que podría ofrecer todavía potencial.

¿Cuál es su cartera para afrontar 2017?
Nuestro trabajo se basa en buscar compañías de calidad, con muy visibilidad en la cuenta de resultados, con una generación de caja buena y sostenible y con valoraciones atractivas. Entre los valores con más potencial destacaría Indra, Dia y Bankia.