El ex presidente de la Reserva Federal ha criticado con dureza la política presupuestaria y económica del gobierno estadounidense y ve peligros en los factores geopolíticos.
Alan Greenspan, antiguo presidente de la FED, nunca tiene pelos en la lengua, y esta vez ha sido menos. En su aparición en “In The Loop Con Betty Liu” advirtió que la economía casi no tiene margen de maniobra si Estados Unidos se enfrenta a una amenaza de seguridad.

“Nos estamos quedando sin memoria intermedia en la economía”, ha alertado con severidad. “No tenemos la capacidad, por ejemplo, si nos encontramos ante un gran conflicto en Oriente Medio o en otros lugares donde se requiere un aumento importante en el presupuesto de defensa”, ha opinado el ex mandatario.

En este sentido considera que la distribución del presupuesto del país podría provocar un desastre a nivel financiero si la situación geopolítica empeora. “Nuestro presupuesto de defensa se dirige hacia una dirección donde dentro de en un par, dos o tres años estará en el nivel más bajo con respecto al PIB desde antes de la Segunda Guerra Mundial”, ha argumentado. “No tenemos los recursos físicos para responder si sucede algo catastrófico”, ha añadido.

Además, Greenspan cree que habrá una corrección que será significante probablemente en el mercado con las valoraciones actuales, pero que es "imposible decir cuándo llegarán". Así pues, expone que "el mercado se ha recuperado tan bruscamente durante tanto tiempo que tienes que asumir en algún momento vamos a tener una corrección significativa, aunque no sé cuando". 

Mientras tanto, el gobierno va a tener dificultad para levantar los ingresos para hacer frente adecuadamente a las amenazas a más largo plazo, como el calentamiento global. “Estamos viendo innumerables cosas que suceden en nuestro clima que va a requerir financiación con el fin de compensar”, ha apuntado Greenspan.

Gráfico balanzas fiscales Estados Unidos





“Nosotros no tenemos ese dinero”, ha afirmado. Greenspan también ha avisado que no hay manera nuevas fuentes de ingresos. “Una cosa que me preocupa es que si en el contexto que vamos a estar vamos a incrementar la presión en el sistema fiscal, al mismo tiempo estamos haciendo las cosas más importantes en el sistema monetario”, ha agregado.