Estela Huertas, responsable de oficina de OreyiTrade en Madrid, analiza la actualidad económica de Europa y las perspectivas y estrategias de inversión de cara a 2015.

Grecia se ha visto obligada a convocar elecciones anticipadas con la incertidumbre de que Syriza se haga con el poder. ¿Cree que la incertidumbre que ha provocado este hecho en el mercado va a continuar? ¿Qué futuro les espera a los índices europeos?
Lo que está sucediendo en Grecia es un catalizador de volatilidad para el mercado. Si las encuestas nos mostraran, como han hecho en el pasado, un fortalecimiento del poder del partido radical Syriza, sí que podríamos ver alguna aversión al riesgo por parte de los inversores. Además, nos va a traer dos consecuencias:
- dificultades a la hora de formar gobierno con un partido de coalición
- dificultades en las negociaciones para acatar las medidas exigidas por los acreedores europeos

Ahora bien, por otro lado se espera un aumento de la intervención del BCE en el mercado, lo que podría favorecer que los índices continúen en el 2015 con la tendencia alcista que esperamos.

Wall Street en máximos… ¿y a Europa no le influye?
Sí que le influye, pero hay varios factores que favorecen esta brecha. La rentabilidad que han tenido los índices estadounidenses este año tiene varios factores:
- Crecimiento de EEUU, del 2,7% en 2014
- Crecimiento de los beneficios empresariales

En cambio, Europa sólo ha crecido un 0,8% en el caso del EuroStoxx, que no está mal porque desde junio de 2012 ha subido más de un 50%.

Además, en EEUU hemos tenido una política expansiva, mientras que en Europa ha habido una política más restrictiva. En cambio, para 2015 creo que esa brecha se va a reducir. Creo que en la bolsa de Europa vamos a ver más crecimiento. Por lo que no me preocupa que los índices estadounidenses ahora vayan algo por detrás.

¿En qué valores buscaría refugio ante una volatilidad que va en aumento en las bolsas?
Teniendo en cuenta la volatilidad que se puede dar en el primer trimestre del año, sí que nos fijaríamos en valores defensivos, de sectores como el de salud, bienes de consumo y servicios.

De cara a 2015, ¿descartan el sector financiero?
No descartamos el sector financiero. No podemos dejar de lado la segmentación geográfica. Tenemos que diversificar. Además, si nos centramos en Europa, tenemos que esperar a la actuación del BCE para ver qué sectores se benefician más. En este caso, las utilities y las financieras serían las más beneficiadas, por el hecho de que son las más dependientes de capital. También se podría crear un apetito por el riesgo general en el mercado. Ahí, tecnológicas y bienes de consumo básico, darían interesantes retornos.

Si diversificamos con EEUU, los mejores sectores serian tecnológicas, industriales y bienes de consumo, que se van a ver beneficiadas del crecimiento que se espera.

¿Continuará la crisis del petróleo?
Estamos en una situación de crisis clara del petróleo. Hay una disminución de la demanda a nivel global, mientras que se ha aumentado la oferta, en parte porque EEUU se ha vuelto más independiente. No obstante, creo que la crisis del petróleo está haciendo suelo, pues lo mismo que para las economías, como las europeas, es beneficiosa la caída del precio del petróleo, para otros países, como los productores, tiene efectos muy negativos. Por ello, vamos a ver una estabilización de los precios del petróleo en 2015 por encima de los precios actuales, entre 70-75 dólares del Brent.