Los resultados de la última encuesta de sentimiento de gestores de fondos que ha realizado BofA Merrill Lynch lo deja muy claro; los inversores han aplaudido sobremanera la última decisión del BCE.
De hecho, el titular con el que se encabeza el documento es revelador “In QE we trust” –emulando al 'In God we trust' del lema oficial de EEUU-. No es para menos, si se tiene en cuenta que los gestores encuestados han declarado que durante febrero han protagonizado un éxodo masivo a la renta variable europea. En concreto, se trataría del segundo mejor dato de asignación a este activo en la historia de cualquier febrero, afirman en la entidad financiera.

CAmbios posicionamientos

Todo, explican estos expertos, se debe al QE del BCE que habría reducido los temores a un episodio europeo de deflación, así como a una percepción menos negativa de los problemas de Ucrania y Europa. De esta forma, se habría alcanzado la mayor exposición a Europa desde mayo de 2007.

No es de extrañar que el mes pasado, tras la comparecencia de Mario Draghi los gestores de fondos han alcanzado la mejor perspectiva de la economía alemana desde enero de 2014.

Renta variable


A pesar de esto, la previsión del crecimiento global y de mejora de beneficios se mantiene en los mismos niveles que en la encuesta anterior debido a un mayor deterioro de las perspectivas para China –segunda peor lectura en seis años-.

Por zonas, además de Europa, los inversores aseguran que sobrepondern Japón, se mantienen neutrales a los emergentes y han reducido la exposición a Estados Unidos. En concreto, el número de gestores que sobreponderan Wall Street ha caído desde el 24% hasta el 6% actual.

En la actualidad, explican los autores de la encuesta, que aunque el sentimiento es optimista, aún no estamos en un nivel de ‘exuberancia irracional”. Así, la exposición a la renta variable global está en máximos de 7 meses, aunque ha aumentado el nivel de liquidez de las carteras hasta el 4,7%.

En cuanto al resto de activos, ha decrecido el atractivo de la renta fija y en la actualidad un 55% afirman infraponderar la renta variable –desde el 53% anterior-. Con las materias primas ocurre justo lo contrario, ya que el porcentaje de inversores que aseguran que las infraponderan en sus carteras se ha reducido desde el 24% hasta el 20%.

previsiones de rentabilidad


Si hablamos de sectores se han producido tres cambios principales. Los gestores han perdido el apetito por los bancos para pasar a consumo discrecional, que en estos momentos está en máximos históricos, así como a energía. Por el momento la tecnología sigue siendo el sector preferido a nivel global.

Por último, las operaciones contrarians favoritas para los gestores en esta encuesta son: ponerse largos en Estados Unidos o Reino Unido frente a Europa. Por otro lado, también sería atractivo tomar posiciones largas en farmacéuticas frente a consumo discrecional.

Si quieren acceder a más análisis sobre estos activos, pinche aquí.