Álvaro Blasco, directo de ATL Capital, analiza la situación de los mercados internacionales y destaca las oportunidades de inversión en el mercado español.

¿Con el aumento de las tensiones geopolíticas en Irak y Ucrania tendría sentido salir algo de bolsa y buscar activos refugio?
Quizás en otro momento sí, sin embargo, los mercados no están corrigiendo con fuerza por ninguno de los problemas geopolíticos o económicos del planeta, problemas que, en otro momento serían suficientes para llevar a correcciones del 5% en pocos días. Lo que pasa es que el flujo de dinero que está llegando a renta variable viene por la poca rentabilidad de los activos sin riesgo y la renta fija, lo que aguanta los mercados. En teoría sería sano cubrir algo la cartera o reducir la exposición a bolsa, pero no creemos que sea sencillo que el mercado caiga al menos que el problema de Irak se enquiste.

Además, por ejemplo en EEUU los mercados ya han asumido que las compras adicionales de activos se van a ir reduciendo, pero las bolsas están soportadas por las perspectivas de crecimiento de la economía estadounidense y por los resultados empresariales. Por ello, la bolsa de EEUU seguirá siendo una buena oportunidad de inversión, aunque más despacito.

¿Es momento de apostar por la banca mediana en vez de la grande?
La gran banca española es la gran banca internacional y no es comparable con la mediana. Ahora BBVA y Santander tienen el reto de superar la situación que tienen algunos países de América Latina en los que están presentes, lo que está incidiendo en la volatilidad de sus cotizaciones. Aún así, están muy afianzados en los mercados en los que están presentes y no deberían tener más problemas.
Ahora bien, si se quiere jugar la baza de la recuperación económica española, mejor apostar por un banco mediano que tenga la actividad centrada en este mercado. Dentro de la banca mediana, quien esté dispuesto a asumir mayor volatilidad Bankia es una buena opción. Es cierto que actualmente, a causa de la venta de un 10-11% del capital por parte del Estado, la acción está cautiva, pero creemos que es una buena opción. También Popular sigue siendo una excelente inversión porque es un banco del que dudábamos mucho cuando la ampliación de capital, pero ahora su gestión es buena.

Entre los valores que acumulan minusvalías bursátiles este año en el Ibex 35, ¿cree en la recuperación de alguno de ellos en próximos meses?
Tenemos mucha fe en ArcelorMittal pues, en un mundo en el que va a crecer más y la competencia china ha remitido por la menor calidad de su producción, este valor tiene expectativas de rebote interesante. Además se reestructuró, amplió capital, racionalizó su presencia en el mundo…. algo que no ha tenido en cuenta el mercado, pero que lo valorará.
IAG también es una beuna opción, lo que le ha lastrado estos días es el profit warning de Lufthansa, pero creemos que en IAG deberían mejorar las cifras este trimestre y, además, la parte de Iberia está mejorando, por lo que puede subir fuertemente. De hecho, el encarecimiento del petróleo podría no afectarle mucho si las reservas de carburante son suficientes y porque el problema de Irak parece algo puntual.

¿Cómo ve a Abengoa?
Es un valor que ha sido bastante complicado de seguir porque se ha enfrentado a toda la reforma de su actividad, que ha dañado su cuenta de resultados, pero últimamente ha aumentado el interés por el valor. De hecho, la salida a bolsa en el Nasdaq de su filial ha tenido un éxito rotundo gracias a que se le han traspasado unos activos importantes de Abnegoa.
Además, creemos que todos los cambios regulatorios están sobre la mesa, por lo que le vemos buen recorrido para Abengoa.

En este escenario, ¿Qué recomendaría a los inversores?
Hay que ser prudentes. La necesidad del inversor de obtener algo de rentabilidad va a hacer que siga llegando dinero a la renta variable, pero hay que ser prudentes. Ahora bien, hay que tener en cuenta que hay inversores acostumbrados a los depósitos que, por búsqueda de rentabilidad, están en renta variable. Estos inversores son más volátiles por ello, al inversor conservador que busca rentabilidad en la bolsa les recomendamos invertir en grandes valores, que aunque no den mucha rentabilidad, aportan dividendo y son valores más seguros.
No debería haber ninguna sorpresa en verano por parte de los resultados empresariales que pudiera dañar la tendencia alcista de los mercados.
Por otro lado, los temas geopolíticos esperamos que no se enquisten y dejen tirar al mercado.