Grégoire Pesqués, director de Crédito Corporativo Global de Amundi Asset Management, analiza la situación de su sector en fondos de inversión en una visita realizada a Madrid. 

¿Es momento de invertir en el universo del crédito?
“El mercado de crédito ha obtenido una rentabilidad del 25% durante los últimos cinco años por encima de los bonos gubernamentales. El año pasado su rentabilidad se encuadró entre un 4-5% y ha venido siendo una buena inversión.

Creo que va a seguir mejorando la rentabilidad ofrecida por los bonos soberanos, particularmente sobre los más caros como pueden ser el bund alemán y el treasury americano. Tienes que permanecer largo, pero reduciendo algo la exposición después del importante rally que hemos tenido”.

¿Considera que se ha producido una burbuja en el high yield?
“Hay claramente algunos síntomas de burbuja. Las rentabilidades están muy bajas e, incluso en este clima, los inversores estaban apostando por cualquier tipo de activo que ofreciera una rentabilidad superior a la del bund. Hemos tenido una carrera en crédito que vemos en high yield.

El inversor tiene que descontar esto, a la hora de hacer su inversión, teniendo en cuenta la liquidez de este mercado porque no se trata de un mercado demasiado líquido y cuando quieras abandonar tu posición puede ser algo costoso”.

¿En qué países observa las mejores oportunidades?
“Mantenemos sobreponderada la zona euro, su mercado de crédito, además de US y Japón, pero probablemente modifiquemos la exposición a Estados Unidos, que no permanecerá atractiva por mucho más tiempo ofreciendo una mayor rentabilidad, puesto que la liquidez de este mercado está muy encuadrada.

Hay que ser más global, más reactivo, para conseguir liquidez y flexibilidad”.

¿Podría recomendar algún sector para este momento?
“Somos favorables al sector financiero, particularmente a deuda subordinada. Estamos más positivos también respecto a utilities (eléctricas), aunque, como consecuencia de haberse aproximado a su máximo, reajustaríamos nuestra posición en el sector”.

¿Habla de sectores en Europa o en Estados Unidos?
“Tenemos prácticamente las mismas posiciones, aunque debemos ser aún más prudentes en Estados Unidos respecto al sector consumo y el químico que se están encareciendo, sin plantearnos ninguna preocupación en particular, pero son demasiado caros por el momento y el riesgo es asimétrico”.