El vicepresidente y conseller de Políticas Digitales y Territorio de la Generalitat, Jordi Puigneró, ha asegurado que los exconsellers Meritxell Budó y Damià Calvet también fueron espiados con Pegasus.

Lo ha dicho este miércoles en una entrevista a Catalunya Ràdio recogida por Europa Press, en la que ha explicado que su actual director de oficina y antiguo jefe de Gabinete, Ivan Monforte, también ha sido espiado.

Ha sostenido que el Govern está analizando más dispositivos de altos cargos a través de la Agència de Ciberseguretat de Cataluña para comprobar si hay nuevos casos.

De todos modos, ha señalado que todos los miembros del actual Govern, así como tres personas de cada Conselleria, cuentan con un software especial de protección para dificultar este tipo de ataques.

"No nos consta ningún positivo en ningún móvil del Govern" actual, ha explicado Puigneró, que ha añadido que se está trabajando para incrementar la seguridad de los dispositivos de los altos cargos.