El ceo de Glovo, Oscar Pierre, ha asegurado que muchas de las personas a las que la compañía está contratando son de fuera de España por "falta de perfiles" que sepan resolver problemas tecnológicos muy complejos y, además, ha destacado que todavía hace falta regular laboralmente el sector.

Lo ha dicho este jueves en la sesión 'Innovación digital y empresa' de la XXXVII Reunió Cercle d'Economia, que tiene lugar del miércoles al viernes en el Hotel W Barcelona, junto con el ceo de Wallbox, Enric Asunción; el presidente de Indra, Marc Murtra; la cofundadora de Vilynx, Elisenda Bou, y la socia fundadora de Seaya Ventures, Beatriz González.

Ha insistido en que el sector todavía no está bien regulado, algo que ha traído a Glovo "mucho ruido", y ha argumentado que las empresas en España, y en Barcelona en particular, compiten contra otras que les llevan cinco años de ventaja a nivel de diálogo con las administraciones de sus países.

También ha remarcado la falta de estos perfiles senior a nivel local, y que "las universidades no producen" la cantidad que el mercado necesita, por lo que Glovo se ha visto obligada a realizar una gran inversión para convencer a este talento para que se mude al país.

"Estamos en desventaja por falta de talento y por el tipo de interlocución" con las administraciones, ha asegurado, aunque considera que estas empiezan a darse cuenta de que, en unos años, empresas como Glovo coparán gran parte de la economía del país, en sus palabras.

Considera, además, que uno de los grandes retos que tiene el país es formar a más personas en programación: "Si sabes programar bien, tu carrera está asegurada, tu salario será muy alto. Y si no sabes programar, en Glovo no tenemos tantas posibilidades abiertas", ha dicho.

Preguntado por una de las claves para el éxito de Glovo, ha asegurado que fue la decisión en 2017 de ganar escala, porque estar en España e Italia no era suficiente, teniendo en cuenta la premisa de que la primera marca de delivery en un país "tiene un negocio muy sano, la segunda más o menos sobrevive, y la tercera se muere".