Importantes cifras las que hoy hemos conocido. Primero, la inversión en activos fijos en el mes de mayo presentó una variación interanual con un crecimiento del 8,6%, frenando un poco desde el 8,9%, pero peor de lo esperado que era crecer el 8,8%. Parece que los crecimientos superiores al 10% son ya historia, ya que la última vez que vimos cifras de ese estilo fue a comienzos de 2016 y la variación interanual no para de bajar, recordando que a finales de 2009 estamos por encima del 30% de variación.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Por otro lado, la producción industrial se mantiene con un incremento del 6,5%, mejor de lo esperado que era bajar dos décimas. Estamos todavía por encima del mínimo de variación alcanzado a comienzos de 2016 se nota un claro cambio de tendencia porque hemos dejado de reducir la variación desde el máximo de 2009. Por lo menos, se ve una estabilización de todo el movimiento, algo que es positivo para la economía.

Por último, las ventas minoristas se mantienen con un crecimiento por encima del 10%, sosteniéndose exactamente en el 10,7%, por encima del 10,6% esperado. En este caso, a diferencia de la producción industrial, hemos recuperado muy bien la cota del 10% recuperándonos de ese pequeño bache que tuvimos a comienzos de este año. También se nota una estabilización desde 2015, lo que es positivo para la economía.