Fidelity International ha anunciado hoy en España el lanzamiento del Fidelity Funds Emerging Europe, Middle East and Africa Fund (FF EMEA Fund). El gestor del innovador fondo es Nick Price, un veterano de la gestión con nueve años de experiencia en Fidelity. Price procurará aprovechar varias tendencias de inversión a largo plazo tales como el impacto de la industrialización global, la acelerada migración hacia las ciudades de la región y la persistente y sólida demanda de recursos naturales.
• La industrialización, los recursos naturales, el éxodo urbano, la infraestructura y el consumismo son los factores centrales que impulsan el dinamismo de la región • La región dispone de un universo de inversión de 1,5 billones de dólares* • Entre 1995 y 2005 el crecimiento del PIB de la región fue más alto que el crecimiento combinado de China e India Price comenta: “La región de Europa emergente, Oriente Medio y África (EMEA) ofrece las oportunidades de inversión más interesantes del mercado. Dispone de un universo de inversión de 1,5 billones* de dólares y tiene una baja correlación con Estados Unidos, Europa y el Reino Unido. La correlación entre los mercados de la región también es baja lo que beneficia la diversificación y el potencial de rentabilidades ajustadas al riesgo”. La región EMEA incluye la República Checa, Egipto, Hungría, Israel, Jordania, Marruecos, Polonia, Rusia, Sudáfrica y Turquía. Estos países cuentan con abundantes recursos naturales y poseen más del 80% de las reservas comprobadas de petróleo del mundo**, un 97% de las reservas mundiales de platino, un 95% del cromo mundial y una gran abundancia de otros recursos, incluyendo mineral de hierro, níquel, cobre y oro, lo que significa que la región está bien posicionada para beneficiarse de las tendencias globales a largo plazo. “A medida que China e India continúan industrializándose, veremos unos crecientes niveles de consumo que desembocarán en una progresiva demanda de petróleo y materias primas por parte de estos países. La región EMEA será una beneficiaria directa de esta tendencia”, prosigue Price. “Asimismo, la región EMEA está experimentando un aumento importante de productividad como consecuencia directa de la exportación global de bienes manufacturados baratos desde China e India. Si bien estos productos pueden representar una amenaza para las economías desarrolladas, la región EMEA se beneficiaría de este primer acceso a tecnologías más baratas”. Con más de mil millones de habitantes, EMEA disfruta del crecimiento poblacional más elevado del mundo. La rápida urbanización está forzando a los gobiernos a llevar a cabo las mejoras infraestructurales necesarias para apuntalar el desarrollo económico de la región y los elevados niveles de crecimiento del PIB que aceleran las rentas disponibles están llevando a una oleada latente de consumo. Fidelity Funds Emerging Europe, Middle East and Africa Fund El fondo, domiciliado en Luxemburgo, tiene como objetivo generar crecimiento del capital a largo plazo invirtiendo fundamentalmente en valores de empresas cuya matriz principal o parte predominante de su actividad se encuentre en Europa Central, del Este y Meridional (Rusia incluida), Oriente Medio y África. La cartera del fondo incluirá entre 50 y 70 valores y su índice de referencia será el MSCI Emerging EMEA aunque limitará a un 5% la inversión máxima en los valores individuales del índice para evitar que estos tengan una ponderación demasiado alta en el fondo. El gestor sin embargo no está sujeto a invertir en el índice de referencia únicamente y está facultado para invertir en otros países de la región como Bulgaria, Estonia, Kazajstán, Letonia, Lituania, Omán, Qatar, Rumania, Eslovenia y los Emiratos Árabes Unidos cuando surjan oportunidades apropiadas. Nick Price Gestor de Europa emergente, Oriente Medio y África Nick Price es un seleccionador inductivo (de abajo a arriba) de títulos y está orientado hacia compañías de valor. Gestionará una cartera concentrada entre 50 y 70 títulos y busca oportunidades de inversión en “títulos desatendidas por el mercado”, es decir, empresas con beneficios sostenibles que no hayan sido descubiertas por el mercado. Price se incorporó a Fidelity International en enero de 1998 como analista paneuropeo de químicos, alimentos procesados, tabaco y telecomunicaciones. En septiembre de 2004 pasó a ser gestor asistente del Fidelity Funds European Growth Fund, el mayor fondo europeo, y en noviembre de 2005 fue designado gestor de un fondo interno de Fidelity que invertía en EMEA. Antes de integrarse a Fidelity, Price desempeñó diversas funciones para SBC Warburg, Daiwa Europe Bank, JP Morgan y Price Waterhouse.