Los inversores retiran $83 millones de los ETP sobre oro, el mayor volumen semanal en 2016. Algo similar sucedió tiempo atrás cuando los inversores esperaban una subida inminente de los tipos de interés por parte de la Fed. Sin embargo esta vez, las probabilidades de que ello ocurra son las mayores del año (94%) de acuerdo a lo que indica el mercado de futuros. Este año los movimientos de capital en el oro fueron predominantemente entradas, habiéndose retirado solamente un 28%.
 
Además, a pesar de que las colocaciones en los ETP cortos sobre oro se han incrementado en línea con el período de 2007 a 2012, este año solamente se ha colocado un total de $87.000 a pesar del reciente retroceso del metal precioso. En este sentido, es probable que los inversores mantengan sus tenencias de oro ante las perspectivas de un aumento de la inflación y la inestabilidad política. 

Si desmenuzamos las proveniencia de las colocaciones, se ve una clara divergencia, ya que los inversores estadounidenses –consecuentemente con una fuerte exposición al USD –han reducido la exposición al oro a un ritmo mucho más acelerado que los inversores europeos. Es probable que esto se deba a que el fortalecimiento del dólar frente a otras divisas compensa la depreciación del activo subyacente (léase, el oro). 

Como reacción al trade de “reflación” de Trump, los ETP sobre deuda emergente registran la primera salida de capitales significativa del año, por un total de $55 millones. En los mercados de deuda soberana, el diferencial de intereses entre los títulos emergentes y los europeos alcanza un máximo no visto en años (más del 5%). Seguimos viendo a los países emergentes con una situación crediticia más sólida de lo que comúnmente se percibe, lo que les deja especio para seguir apreciándose. Es más, al retroceso actual que muestran estos títulos, lo vemos como una buena oportunidad de entrada en el mercado de deuda emergente.

Los ETP sobre crudo captaron la semana pasada un adicional de $49 millones; en las últimas cuatro semanas, las colocaciones fueron por $258 millones ante la especulación de que en la reunión de la OPEC de fin del 30 de noviembre se llegue a un acuerdo para reducir la producción. Por nuestra parte, dudamos de que se logre. Es que a pesar de que ha habido una serie de reuniones entre el cártel y los países productores no miembros, no se ha llegado a nada en concreto. Este creciente escepticismo se observa en el incremento del posicionamiento corto del mes pasado en el WTI (+56%) y el Brent (+39%). Esto se agrava por el hecho de que la OPEC ha condicionado los recortes al hecho de que también lo hagan los países no miembros. Y aquí surge otro obstáculo, ya que países como Rusia, Brasil y Kazajistán están colocando toda una producción surgida de una inversión operativa realizada hace varios años atrás. Mientras tanto, esperamos que los precios del crudo continúen volátiles de cara a la reunión de la OPEC el próximo 30 de noviembre.   

Los eventos clave de la semana. Con el mercado que da por hecho que la Fed aumenta los intereses en diciembre, la publicación de este miércoles de las actas del FOMC no debería acaparar demasiado la atención. Más relevante será el Comunicado Fiscal de Otoño del Reino Unido, a ser publicado también el miércoles.  

Flujos de fondos semanales