Los agentes del Grupo de Delitos Económicos de la Comandancia de la Guardia Civil han registrado las oficinas de Sempi Gold en Madrid por una presunta estafa piramidal en inversión de oro, han informado a Europa Press fuentes próximas al caso.

Las pesquisas tienen su origen en varias denuncias de clientes que contrataron los servicios de la empresa, dedicada a la gestión de inversiones con oro.

En el operativo, también desplegado en las oficinas de Jerez de la Frontera, se saldó con dos detenciones en la capital, así como la incautación de diverso material documental y ordenadores en sus oficinas centrales en la calle Miguel Yuste.

La operación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones al comprobarse tras los registros que, como sospechaban los investigadores, "la empresa no tiene en su poder el oro en el que supuestamente se sostenía la solvencia empresarial de la compañía".

Según las mismas fuentes, los registros se producen tras varias denuncias donde clientes de Sempi Gold aseguran haber sido embaucados por esta empresa, que se encarga de la gestión de inversiones con oro pero que no repartía dividendos desde el año 2020, con cantidades presuntamente estafadas que oscilan entre los 10.000 y los 700.000 euros.

Se trata del 'modus operandi' de una posible estafa piramidal basada en el esquema Ponzi, pero agravado, ya que se sospecha que la empresa en realidad "no desarrollaba ningún tipo de actividad financiera y tan solo pagaba los dividendos de sus primeros inversores con las nuevas incorporaciones".

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) alertó en 2019 que Sempi Gold era posiblemente un "chiringuito financiero", con un dudoso "sistema de capitalización en oro" y una actividad que podía ser una "tapadera para apropiarse del capital de sus víctimas".