MADRID, 04 FEB. (Bolsamania.com/BMS) .- El acuerdo con Argentina para compensar la expropiación de YPF y la siempre presente, pero nunca confirmada, salida de Sacyr de su accionariado, son dos catalizadores sobre los que seguro tendrá que contestar el presidente de Repsol, Antoni Brufau, cuando presente los resultados correspondientes a 2013 el día 26 de este mes.

YPF: EL MERCADO LO VALORA A CERO, POR LO QUE CUALQUIER NOTICIA SERÍA POSITIVA

Sobre las noticias que llegan de Buenos Aires, las últimas informaciones de El Cronista apuntaban ayer a un acuerdo inminente por YPF. El pacto estaría cerrado y a la espera de definir detalles. De momento, depreciación agresiva del peso argentino incluida, ninguna de las especulaciones sobre el acuerdo se ha confirmado, salvo que existe un preacuerdo aprobado por Repsol en noviembre. La rumorología apunta en la siguiente dirección:

A) 5.000 millones de dólares en bonos argentinos garantizados con cupón entre 8,25%-8,75%.

B) El bono podría tener un periodo de gracia en el pago del cupón de entre 2 y 4 años (se desconoce si los cupones no pagados en este periodo serían acumulativos).

C) El bono sería transferible en mercados secundarios desde el momento de su recepción.

D) Los rumores más recientes apuntan a que Repsol podría estar negociando una mayor liquidez del instrumento incorporándole el derecho a cancelar una parte del nominal en un plazo de entre 2 y 4 años.

Los expertos de Banco Sabadell recuerdan que, tanto antes como después del preacuerdo, el precio de la acción de Repsol no se ha comportado ni mejor que su sector ni mejor que el Ibex 35, por lo que el mercado estaría asignándole al 51% expropiado de YPF un valor cero. De este modo, cualquier compensación sería bien recibida. Además, la intención de la petrolera es pagar un dividendo extraordinario, aún no concretado, en caso de hacer líquido el instrumento compensatorio. Esta remuneración podría alcanzar niveles máximos de 1,7 euros, como cifran los expertos de Banco Sabadell.

“Si a lo largo de 2014 se alcanza un acuerdo de compensación con el Gobierno argentino por la expropiación del 51% de YPF, en 2014 volveríamos a ver una minusvalía en resultado de operaciones interrumpidas por importe bruto de 1.736 millones de euros (1.041 millones netos), debido a la diferencia entre lo que se espera recibir como compensación (3.700 millones de euros) y el valor en libros por el que Repsol reconoce el 51% de YPF (5.264 millones euros en la memoria 2012)”, explican en Banco Sabadell.

La semana pasada, CaixaBank, accionista de Repsol con un 11,8%, indicaba en sus resultados anuales que la provisión por el valor de YPF en sus cuentas asciende a 184 millones de euros, lo que implícitamente valora ese 51% en 5.000-5.200 millones de dólares, en línea con el rumor más extendido sobre la compensación.

SACYR: SALIR DE REPSOL PERO NO POR PANAMÁ

Vozpópuli publicaba ayer, citando fuentes cercanas al accionariado de Repsol, que la petrolera estaría preparando un plan para comprar como autocartera el 9,5% que Sacyr ostenta en el accionariado. La constructora atraviesa un momento crítico en estos momentos, al estar aún en riesgo uno de sus principales proyectos: la ampliación del Canal de Panamá. Sin embargo, la idea que siempre se ha esgrimido para argumentar la desinversión en Repsol es pagar la propia deuda asociada a esa participación, que ascendía en septiembre a 2.300 millones de euros. Esta cantidad implica valorar las acciones de la petrolera a 19,6 euros, mientras que en el mercado se sitúan en 17,1850 euros.

Las informaciones van más allá y apuntan a que, tras participar como intermediario en la compra como autocartera, Repsol vendería este paquete a un socio de confianza para neutralizar a Pemex, que posee un 9,8% del capital. Si se lleva a cabo la operación, Banco Sabadell calcula que Repsol tendría que desembolsar aproximadamente 2.100 millones de euros, “un 9% de capitalización y un 33% de su deuda neta ex Gas Natural, desembolso que podría afrontar sin problema gracias a una liquidez disponible a corto plazo cercana a 7.000 millones de euros (45% por caja disponible y 55% por líneas de crédito concedidas)”.

JP MORGAN REBAJA SU CONSEJO

Esta mañana, Repsol ha recibido un recorte de recomendación por parte de JP Morgan, hasta infraponderar desde neutral, y una rebaja de su precio objetivo hasta 18,00 euros desde 18,50. El bróker estadounidense argumenta que el buen comportamiento de sus acciones en 2013 provoca que su valoración ya resulte “estrecha”. En cuanto a todos los catalizadores mencionados en este artículo, JP considera que, a medio plazo, están descontados de manera adecuada, pero advierte que los riesgos asociados están infravalorados.

M.G.

Suscribete a Estrategias de Inversión Premium

Es el mejor momento para utilizar herramientas y análisis independientes para gestionar nuestras inversiones.

Ayudanos a seguir siendo independientes y seguir innovando para ofrecer el mejor análisis para los inversores. Es el momento de apoyarnos si utilizas nuestros servicios.
 

Suscribete por tan solo 15 centimos al día ( 55 Euros al año)  y descubre todo el potencial de nuestra zona premium. ¿Nos pruebas?

 

 

Pide información