Wall Street comienza la sesión con fuertes caídas en todos sus principales índices. El S&P 500 cae un 1,8%, el Dow Jones pierde un 2% y el Nasdaq cae casi un 3%