Wall Street comienza la sesión con dudas. Los índices apenas se encuentran a un 3% de sus máximos históricos y con la festividad del 4 de julio el lunes por delante, los inversores se muestran cautos con las compras. El S&P 500 sigue por encima de los 2.000 puntos, pero el Nasdaq se juega los 4.000. En el apartado empresarial Tesla acapara la atención registrando caídas tras el primer accidente mortal con un coche con su sistema automático de conducción. Mientras, en el mercado de divisas el EURUSD sube a 1,11 dólares y en el mercado de materias primas el oro sube a 1.339 dólares.