El mercado después de la reunión de Doha hemos visto subida de precios del petróleo, por datos de recorte de producción en EEUU y eso hace que tenga un sesgo al alza, lo que es positivo para los mercados. Esta semana será importante el comunicado de la FED después de su reunión pues tendremos PIB que mostrarán que la economía no creció y datos de deflactor que serán negativos.
 
El otro foco será el índice IFO de confianza, que podría tener la opinión de que Europa crecerá a un ritmo modesto, y en España con el dato de la EPA será importante ver que la situación de al economía española sigue siendo buena. Será importante despejar la incertidumbre política no sólo en España sino con Reino Unido, con el tema del Brexit.

Las medidas del BCE sobre la actividad de crecimiento y minusvalías y reducción de la tasa de morosidad a pesar de los márgenes serán positivos  para la banca y en general en la economía en este primer trimestre.

La bolsa europea tiene recorrido que recuperar después de lo que hemos visto en los últimos meses pero el Brexit puede frenar el recorrido al alza de los índices. Si hubiera sorpresa positiva y el referéndum se resuelve a favor de la permanencia, despejaría la gran incertidumbre que hay en Europa y daría impulso al alza.

En el mercado de divisas, el Yen es muy sorprendente que haya tenido esa tendencia pero no creo que sea un cambio muy decisivo. Me preocuparía ver un dólar mucho más errático.  

Declaraciones a Radio Intereconomia