El actual entorno de bajos tipos de interés de la eurozona, unido a la competencia de las distintas entidades financieras ha puesto al sector bancario ante una complicada situación. El consejero delegado de Bankia cree que la industria en España debería abrir el debate sobre la conveniendia de trasladar al precio del crédito el coste del capital.
 
José Sevilla, el consejero delegado de Bankia, no ha querido decir durante la presentación de resultados que los bancos necesitan elevar el precio de los créditos y las hipotecas, pero lo ha insinuado, y varias veces. En concreto ha dicho  “el sector debería abrir el debate sobre si somos capaces de trasladar al precio del crédito del precio del capital y el coste del riesgo”.  Además, el directivo ha dicho que actualmente las hipotecas españolas son las más baratas en todo el mundo. Desde luego parece un aviso a navegantes.

El consejero delegado del banco hace estos comentarios en en un momento en el que la rentabilidad de los bancos españoles y europeos está en entredicho, con unos ROEs (ratios de rentabilidad sobre activos propios) raquíticos y que dejan a los bancos casi sin recursos. En el último trimestre esta ratio quedó en el 8,2%. “En este entorno de tipos bajos es complicado sacar una rentabilidad que empate con el coste de capital”, explicaba también el directivo.

En el primer trimestre del año,  el banco obtuvo un beneficio de 237 millones de euros, un 3,3% por debajo de la cifra de hace un año. Los directivos de la compañía han comunicado que la firma ha sido capaz de afrontar la caída de los márgenes gracias a la reducción de costes y a una caída de las provisiones de más de un 40% con respecto al mismo periodo.

En concreto, José Sevilla ha comunicado que la caída en el margen de intereses se ha producido por el efecto de los bajos tipos de interés, así como de su estructura de balance. En estos momentos 17.000 millones de euros de su balance están compuestos por bonos de la SAREB, que en los últimos años han experimentado también una fuerte caída en la rentabilidad. En concreto el retorno se ha reducido del 2,02% en 2014 al 0,22% en la actualidad. 

En su comparecencia ante los medios, Sevilla ha abierto otro debate controvertido; la necesidad de aplicar comisiones. Si hace solo unos días, el presidente de la AEB decía que los usuarios de la banca deberían acostumbrarse a pagar comisiones por servicios que antes resultaban gratis, el viernes el consejero delegado de Bankia explicaba el impacto en su cuenta de resultados de su política de comisiones de servicio cero a sus clientes.

Sevilla explicaba que en la actualidad “cobrar comisiones por nada no aporta al negocio. Hay que cobrar comisiones por servicios que aporten valor al cliente”, explicaba.  Esta política de comisiones de servicio cero va a costar unos 40 millones de euros al banco cada año, aunque esperan que en un par de años su importe neto sea positivo. 

Por último, el directivo de la firma ha dicho que aunque el retraso en la formación de gobierno no ha afectado a la economía, aunque si podría retrasar los planes de privatización de Bankia. 
 
QUIZÁ LE INTERESE LEER:
“Bankia reduce en un 3,3% el beneficio neto hasta marzo. Gana 237 millones de euros”