Schroders amplía su compromiso con la inversión sostenible mediante el lanzamiento de dos nuevos fondos basados en los criterios ESG. 

El primer fondo es el Schroder ISF* European Sustainable Equity, un fondo de acciones europeas que brinda a los inversores la oportunidad de lograr rentabilidades superiores a largo plazo basándose en los factores medioambientales, sociales y de gobierno corporativo (ESG, por sus siglas en inglés). 

Este fondo se centra en las estrategias europeas de acciones blend de Schroders sin un estilo predefinido, en las que se gestionan más de 15.000 millones de euros*, y que se basan en un exhaustivo análisis bottom up e incorporan el nuevo y exclusivo marco de inversión basado en los criterios ESG de Schroders. Este método, denominado CONTEXT, busca identificar empresas con perfiles de sostenibilidad líderes en el sector, así como aquellas firmas clasificadas como «en proceso de mejora», al tiempo que descarta aquellas que obtienen el 10% de sus ingresos de actividades relacionadas con el tabaco, las armas, los combustibles fósiles, el alcohol o el juego. 

El fondo Schroder ISF European Sustainable Equity está gestionado por Nicholette MacDonald-Brown, corresponsable de Análisis de renta variable europea y gestora en Schroders, y Scott MacLennan, también gestor de fondos. 

El segundo fondo, el Schroder ISF Sustainable Multi-Factor Equity (SMFE), se basa en una estrategia de renta variable global que integra el análisis ESG en un enfoque de inversión sistemático y que se lanzó originalmente para los inversores británicos en septiembre de 2018. 

El fondo SMFE, que ofrece un perfil eficiente en cuanto a costes, buscará batir al índice MSCI All Country World, mientras que los inversores también se beneficiarán del sofisticado enfoque de Schroders en la inversión sostenible. El fondo SMFE se basa en el exitoso fondo Global Multi-Factor Equity de Schroders, lanzado el año pasado. Ambas estrategias multifactor se valen de las capacidades en la inversión por factores de Schroders para ofrecer exposición a fuentes de rentabilidad contrastadas: calidad, dinamismo, valor y volatilidad reducida. Además, el fondo SMFE aplicará un enfoque innovador en la integración de la sostenibilidad en la inversión en renta variable al integrar en sus decisiones de inversión el nuevo sistema propio de Schroders, SustainEx, que mide los impactos positivos y negativos en términos de ESG que las empresas tienen en la sociedad y en el medio ambiente. Para satisfacer aún más las expectativas de los clientes en cuanto a carteras sostenibles, el fondo SMFE tendrá menos de la mitad de la intensidad de carbono del índice y excluirá a industrias como el tabaco, las armas y las empresas de juego.

Ambos fondos, el Schroder ISF European Sustainable Equity y el Schroder ISF Sustainable Multi-Factor Equity, están registrados en España y disponibles para su distribución a los inversores españoles. Estos dos nuevos fondos basados en criterios ESG se incorporan a la gama de cuatro fondos en los que la sostenibilidad es la piedra angular del proceso de inversión ya existentes: Schroder ISF Global Climate Change Equity, Schroder ISF Global Sustainable Growth, Schroder ISF QEP Global ESG Equity y Schroder ISF QEP Global ESG ex Fossil Fuels Equity.