Sacyr acabó 2015 con un beneficio neto de 370 millones de euros en 2015, lo que supone multiplicar por diez los 33 millones de euros obtenidos en 2014 gracias, fundamentalmente, a las plusvalías por la venta de Testa.

 

Los ingresos de Sacyr aumentaron un 8,5% en 2015, hasta los 2.984 millones, mientras que el resultado bruto o ebitda subió un 33 %, hasta los 318 millones.

El resultado de sociedades por el método de la participación recoge ‐478 millones de euros de nuestra participación en Repsol. De ellos,  ‐105 millones de euros corresponden a nuestro porcentaje en los ‐1.227 millones de euros de beneficio neto de Repsol a 31 de diciembre de 2015 y –373 millones de euros, al ajuste de valor realizado para adecuar el valor de la participación del 8,8%, al valor que se desprende del test de deterioro. Además, ha realizado una dotación de provisiones de circulante y financieras, por un criterio de prudencia, de 130 millones de euros. (Ver: Entrevista a la directora de RRII de Sacyr: Sacyr: “Aunque Repsol redujera el dividendo, seguiríamos cubriendo de sobra la deuda”)

El margen EBITDA sobre cifra de negocios, se sitúa en el 10,8% frente al 8,8% del mismo periodo de 2014. En la actividad de Concesiones, parte del fuerte incremento experimentado se debe al cambio de perímetro de consolidación, que supone la integración global de ocho activos concesionales, que en 2014 consolidaban por puesta en participación. Al margen de este efecto, el crecimiento del EBITDA de concesiones es del 38%. En la actividad de Construcción, la variación del EBITDA, respecto al año anterior, se ha visto afectada por la caída del precio del petróleo, que ha supuesto un retraso en algunos proyectos de Somague, especialmente en Angola y Brasil.

sacyr


La generación de caja de los negocios, sumada, a la desinversión en Testa y después de las inversiones en capex de crecimiento y otros efectos, han permitido una reducción de la deuda neta del ‐34% hasta los 4.180 millones de euros.

deuda sacyr


Los resultados por venta de activos, ascienden a  32 millones de euros, de los que 24 millones de euros corresponden a la valoración de PPAs (“Purchase Price Allocation”) asignados a los activos concesionales que se han incorporado por consolidación global en 2015.    Los 8 millones restantes, corresponden al resultado positivo obtenido en la desinversión de determinados proyectos concesionales.

El 8 de junio de 2015, se cerró el acuerdo para la venta a Merlin Properties de la participación del 99,5% de Sacyr en Testa, por un precio de 1.794 millones de euros. Antes del 30 de junio de 2016, se realizará la entrega del 23% restante de Testa a Merlin Properties, por importe de 317 millones de euros.  

La cartera de ingresos futuros alcanza los 26.845 millones de euros y se apoya en las actividades más recurrentes: concesiones y servicios, que representan más del 70% de la cartera total, destacando también el elevado volumen de la cartera de obra, superior a 5.000 millones de euros, por las adjudicaciones conseguidas principalmente en el exterior