El mercado se encuentra completamente indeciso. Pendiente de dos asuntos: que es la reunión de la Fed, con el aumento de tipos de interés descontado por las bolsas, aunque podría endurecer aún más el discurso, y luego las elecciones en Holanda, que podrían hacer incrementar el riesgo. No parece que vaya a gobernar el partido populista.
 
Con el giro que están dando los bancos centrales hay que estar atentos a la rentabilidad de la deuda pública. Hay que tener cuidado con las evoluciones en las divisas después de la filtración sobre que varios miembros del BCE querrían aumentar tipos antes de lo previsto. Esto es un poco lo que hay.

Es posible que muchos inversores institucionales estén pensando precisamente en una corrección para poder entrar. Hay muchos ivnersores institucionales que se han quedado fuera de esta subida del mercado y están a la espera. El riesgo de la volatilidad viene por la indecisión en cuanto a los temas políticos.

Desde mi punto de vista cuando decimos que los inversores institucionales están esperando un recorte para poder entrar, no seré yo quién le diga a un particular que hay entrar. En la bolsa española Repsol o Acerinox pueden tener recorrido. Pero sería cauto y esperaría a acontecimientos este fin de semana sobre todo con Holanda.

Declaraciones a Radio Intereconomía