OHL publica sus resultados 9M16 el día 14 de noviembre de 2016 a cierre de mercado y celebrará conference call el mismo día a las 18.30h.
 

Principales cifras: 

Estimamos un incremento del +7,4% en ingresos principalmente por el crecimiento en la división de ingeniería & construcción, en cambio en el EBITDAesperamos un descenso de -11%, llevando por tanto a un deterioro del margen EBITDA hasta 20,6%. En el EBIT esperamos un mejor comportamiento por menores provisiones, estimando un descenso de -8%. El beneficio neto se ve afectado por un mejor resultado financiero, esperando un crecimiento del +13% hasta 80 mln eur.

Por divisiones: 

Concesiones: Según nuestras estimaciones en los resultados 9M16 están afectados por la depreciación del peso mexicano y el peso chileno, pero seguimos viendo buena evolución del tráfico y de las tarifas. 

Construcción & Ingeniería: Estimamos una buena evolución de la actividad de los principales home markets, principalmente en la Alianza del Pacífico y en Estados Unidos, que compensan el deterioro de la actividad en España y el efecto negativo de las divisas en LatAm. Por lo que estimamos una mejora del +12% en los ingresos de la división, mientras que el mayor peso de los mercados desarrollados (con menores márgenes y más competencia) continúa provocando presión en los márgenes, si bien esperamos una ligera mejora vs 1S16.

En Desarrollos no prevemos grandes variaciones, con un EBITDA estimado de 26 mln eur.

Seguimos manteniendo una visión cauta sobre OHL pendientes de la evolución de los Legacy Projects (Hospital Chum de Canadá, Hospital de Sidra en Qatar y UTE Marmaray en Turquía), donde recordamos que se espera un deterioro de caja de hasta 250 mln eur. Veremos en estos resultados si aumenta la dotación de provisiones (algunas de ellas implicaran salidas de caja), y si por el contrario se consiguen recuperar algunos de los cobros atrasados que el grupo tiene pendientes.

Además consideramos que el resultado electoral en Estados Unidos podría repercutir de manera positiva y negativa en las cuentas del grupo a partir del próximo año. En positivo destaca la fuerte presencia de OHL en Estados Unidos donde el nuevo Presidente Trump tiene proyectos importantes en el sector de las infraestructuras y la construcción (>41% de los ingresos del grupo proceden de Estados Unidos y Canadá), mientras que en negativo impactaría la fuerte depreciación que ha sufrido el peso mexicano, donde OHL obtiene un 72% del EBITDA.

En la pasada presentación de resultados la compañía anunció una previsible rebaja de los objetivos por el complicado entorno sectorial, pero no esperamos que se haga pública hasta la presentación de resultados 2016. Veremos si anuncia alguna desinversión en las próximas fechas (Mayakobá, 2,5% de Abertis, autopistas maduras en España y México, aeropuerto Toluca) que le permitan cristalizar valor y financiar sus nuevos proyectos.