MADRID, 24 SEP. (Bolsamania.com/BMS) .- Un nuevo escenario se empieza a dibujar en el futuro de Cataluña tras el abandono de Alberto Ruiz-Gallardón de la cartera de Justicia. Aunque el ministro saliente aseguró dejar los deberes hechos: un doble recurso para la ley de consultas y la convocatoria del 9-N, el nuevo titular de este Ministerio, Rafael Catalá, se declara partidario de reformar la Constitución para mejorar el encaje de Cataluña y España.Lea también: Gallardón presenta su dimisión a Rajoy y deja atrás 30 años de carrera política

Según informa El Mundo, Catalá concedió una entrevista a la Asociación del Cuerpo Superior de Administradores Civiles del Estado, durante su anterior etapa como secretario de Estado de Infraestructuras, se declaró favorable a realizar “ajustes” en la Carta Magna para reconocer la “singularidad catalana”.
Durante esta ronda de contactos con destacados miembros del cuerpo de funcionarios, fue preguntado por el futuro de Cataluña y, según explica el diario, el nuevo ministro de Justicia respondió ser “partidario de realizar ajustes de la Constitución para reconocer la singularidad catalana. Nuestra Constitución nos ha servido muy bien durante 30 años dándonos el periodo de mayor prosperidad de nuestra historia reciente, pero no es inamovible; puede ser reformada para mejorar el encaje de Cataluña, eso sí, buscando el mayor consenso posible".
Lea también: En directo | Todos pendientes de la consulta del 9-N en Cataluña por la independencia
Catalá tiene un fuerte vínculo con Cataluña
Esta posición personal puede favorecer la famosa “tercera vía” que defienden empresarios catalanes, UDC y también los socialistas. Catalá reconoce que su vínculo con Cataluña es fuerte y defiende que no es una comunidad autónoma más: “Por mi trabajo, por mis viajes o mis colaboraciones con Esade he tenido contacto con el sentimiento catalán, de percepción de una identidad singular propia, con un gran dinamismo cultural y un avanzado grado de autogobierno”.
Eso sí, no es en absoluto partidario del soberanismo, al que considera una “deriva abocada al fracaso” y cree que son “posicionamientos individualistas, insolidarios y parciales, que, otorgándose unilateralmente una legitimidad y soberanía que no les corresponden, pretende imponer a muchos la voluntad de pocos”, declara.Lea también: Rafael Catalá Polo será el nuevo ministro de Justicia