Se acabó el verano. Damos la bienvenida al mes de septiembre en el que la temporada turística finaliza y se da comienzo a la vuelta a la rutina. En este sentido… ¿Cómo se han comportado dos de los valores más importantes con exposición a la actividad relacionada con el turismo?
 
El adiós a las vacaciones ha supuesto el retiro de los inversores al sol playero u otros destinos como se observa con el bajo volumen de contratación. De hecho, durante uno de las jornadas de agosto se asistió a la sesión con más bajo volumen de los últimos años. Algo que no pasaba en los últimos periodos estivales, en los que la convulsión fue la palabra que más persiguió a los operadores de bolsa.

Al margen de la contextualización que nos acontece, cabe el interés en observar cómo se han comportado dos de las acciones cuyo arraigo al turismo es primordial. Principalmente porque, según los datos que se conocen hasta ahora, ha sido uno de los veranos en los que este sector ha tenido un comportamiento sobresaliente, por lo que cabría esperar un reflejo en los mercados en mayor o menor medida.

Por tanto, si miramos la cotización de Meliá Hotels y de IAG, hotelera y aerolínea respectivamente, sacamos la conclusión de que han tenido un comportamiento similar en los últimos tiempos. Lo único que muestra la diferenciación y que evidencia un mejor recorrido en los meses del verano ha sido el factor de Brexit, que ha lastrado especialmente a la aerolínea española, con grandes intereses en Reino Unido por la alianza que compone junto con British Airways.

Pero si no tenemos esta variable en cuenta, lo que evidencia el gráfico es que ambas compañías llevan un recorrido muy paralelo en los últimos cuatro años, poniendo de manifiesto la exposición al ciclo que tienen las dos compañías y ejemplificando la recuperación en el ámbito del turismo en el panorama español y europeo.

IAG y Meliá


Ahora la tónica es muy distinta entre las dos y se ve un recorrido más sano para Meliá Hotels por el evento del Brexit. Sin embargo, otra de las dudas es cuál es el comportamiento que les puede esperar de cara al futuro si miramos distintos indicadores. De esta manera, según nuestros filtros técnicos, la hotelera se encuentra en fase alcista, con una puntuación de ocho puntos sobre diez posibles.

El valor tendría una tendencia alcista tanto a medio como a largo plazo, además de una volatilidad decreciente en el tiempo, un volumen de contratación creciente en el largo plazo y un momento total rápido positivo. Como factores negativos, su momento total lento es negativo, mientras que el volumen de contratación a medio plazo es decreciente.

Melia Indicadores



Por su parte, IAG tiene un gráfico bastante deteriorado. Nuestrosfiltros técnicos señalan que en la actualidad la acción se encuentra en fase bajista. Su tendencia es bajista en el medio y en el largo plazo, además de que obtiene una puntuación de 0,5 puntos en una escala que se mueve entre el cero y el diez. Todos los indicadores estarían en negativo al margen de la volatilidad a medio plazo, que es decreciente.



IAG Indicadores