Tras los atentados terroristas cometidos en Francia el pasado viernes, es previsible un incremento en los riesgos de tipo geopolítico en el corto plazo; las respuestas a los ataques se están produciendo ya, y desde el país vecino se
afirma que continuarán en el tiempo.

En anteriores escenarios de ataque terrorista, los mercados de renta variable han reaccionado fuertemente a la baja tras los primeros momentos (SP500 cayó un 7% en los cinco primeros días tras el 11/09/2001; el IBEX35, un 7,2% tras el 11/03/2004 y el FOOTSIE un 2% tras el 07/07/2005), aunque suele tratarse de movimientos muy acusados con movimientos de recuperación muy rápidos.

Por lo tanto, en el corto plazo cabría esperar:
· Movimientos negativos en los mercados de renta variable.
· Incremento de la volatilidad en los mercados a corto plazo.
· Incremento en los precios de los activos considerados como refugios de valor, como el oro, o los bonos de máxima calidad.
· Incremento en los precios del petróleo, especialmente si se produce un escenario de mayor tensión militar en Oriente Medio.

Sin embargo, insistimos en que dichos efectos, en escenarios similares, han sido acusados en los primeros momentos tras los atentados, aunque han revertido con igual celeridad tras las primeras sesiones de mayor volatilidad.

Recomendamos, por tanto, mantener las posiciones actuales.