Popular ha comenzado hoy las negociaciones con los Sindicatos acerca del nuevo plan de optimización que el banco va a llevar a cabo bajo los siguientes criterios: 
 
- Transformar y adaptar las actuales estructuras territoriales de apoyo a la red comercial: se potenciará la acción de las oficinas mediante la aplicación de un modelo más ágil, sencillo, eficiente y con mayor calidad y rapidez de respuesta a los clientes. 

- Optimizar la red de sucursales: Adaptando la dimensión de los equipos humanos en determinados entornos con el objetivo de mejorar la rentabilidad del negocio y dotando a la red de sucursales de los medios técnicos adecuados a través del Proceso de Transformación Digital por el que la entidad apuesta. 

-  Redimensionar los servicios corporativos y áreas de servicios centrales: Ajustando las estructuras al nuevo modelo y dimensión de la red comercial e implantando procesos tecnológicamente más avanzados, contribuyendo a mejorar la eficiencia y el nivel de servicio prestado. 

El banco pretende llevar a cabo la aplicación de estas medidas de forma acordada con los representantes de los trabajadores, para lo que se inicia hoy el proceso de negociación. 

Este proceso de optimización contribuirá, tanto a preparar y modernizar las estructuras organizativas de la entidad para adaptarlas a la evolución de la Banca Digital, como a mejorar la relación coste-beneficio del negocio, consolidando su vocación de independencia en beneficio de los intereses de los clientes, empleados y accionistas.