Quizás porque el antecedente generó mucha expectación o simplemente porque la filial de renovables de ACS iba dirigido al institucional, lo cierto es que el salto al parqué de Saeta se ha saldado con tono tibio: una subida que no llega al punto porcentual y que no le permite consolidar los 10.47 euros por acción. 

Aunque sus negocios no tienen que ver, es inevitable comparar la evolución de la  OPV de Saeta Yield con la de Aena, que se ha estrenado en bolsa hace tan sólo una semana. Y parece que el apetito que se decidió asumir con la salida a bolsa del gestor aeroportuario quedaron ahí. Hoy Saeta Yield, la filial de renovables de ACS, ha dado su salto al parqué con tímidas subidas qeu apenas alcanzan el punto porcentual y que le llevan hasta los 10.52 euros, desde los 10.45 euros en los que fijó su punto de partida. 

Gráfico ticks de Saeta Yield


Saeta yield


De diferente está el hecho de que esta era una operación dirigida a inversores institucionales de manera exclusiva, con lo que los minoristas podrán participar a partir de ahora. Con esta operación, ACS ha colocado el 24.4% su filial al fondo Global Infraestructure Partnters (GIP), con lo que eleva la participación de este grupo en el 49%. Una operación de la que también quiso participar el magnate estadounidense George Soros. 

Con esta colocación, Florentino Pérez ingresará cerca de 434 millones de euros por el 50% de su filial de renovables, según destacan los expertos de Banco Madrid. Una cifra que  podría elevarse hasta los 640 millones de euros si vende el 25% adicional. Todo ello en pro de reducir el endeudamiento de la compañía. 

Corporación Financiera Alba venderá otro paquete del 0.3%. Lo ha hecho por un importe de 33 millones de euros y se trata de la cuarta desinversión en el último mes, período en el que Alba se ha desprendido de un 1.3% de las acciones de ACS. No obstante Alba continúa siendo el principal accionista de ACS con una participación cercana al 13%, aunque esta casa de análisis descarta impacto alguna sobre la financiera.

Según destacan los expertos, el interés hacia compañías de energía renovables habría vuelto al mercado, aunque una serie de condicionantes han hecho desconfiar de manera particular en esta salida a bolsa.

En primer término, la fórmula elegida por Saeta es, en sí misma, una novedad, dado que la figura de las 'yieldco' no está popularizada en Europa. Se trata, asimismo, de una acción menos líquida de lo habitual.  Por otro lado, los analistas aseguran que la incertidumbre política en nuestro país no ha ayudado a que aumentara el interés por esta OPV.  Saeta contará con uno de los mayores dividendos del mercado español, sino el que más. Ascenderá durante los dos próximos ejercicios a 57 millones de euros que, en base al precio fijado de 10,45 euros, su rentabilidad rondará el 6,7%.