El 59% de las empresas puestas en marcha mediante el sistema de microcréditos de Microbank han sido impulsadas por mujeres

El 59% de los beneficiarios de los microcréditos concedidos por Microbank para la creación de nuevas empresas son mujeres, según un estudio realizado por ESADE. Buena parte de los microcréditos se destinaron a la puesta en marcha de nuevas empresas. Así, el 40% de los créditos solicitados por mujeres estaban destinados a financiar el 100% de la inversión necesaria para poner en funcionamiento la empresa, mientras que el otro 36% ha utilizado los préstamos para consolidar su negocio y hacer frente al 50% de sus gastos.

“El emprendimiento es una de las mejores opciones profesionales para las personas que buscan una salida a la precariedad laboral, un factor que afecta especialmente a las mujeres”, asegura Antonio Vila Bertrán, presidente de Microbank.

Por grupos de edad, el predominante es el situado entre los 36 y los 49 años, que engloba al 44% del total (un 47% en el caso de los hombres). El segundo tramo más relevante es el de personas menores de 35 años, que aglutina a, aproximadamente, el 33% del total de los beneficiarios de los microcréditos de la filial de La Caixa.

Pese a que el 48% de los nuevos negocios dedican exclusivamente al beneficiario del préstamo, cada vez son más los nuevos negocios que emplean a más de una persona, elevándose el porcentaje de créditos que han permitido contratar a otra persona al 27% desde el 18% registrado hace apenas dos años. De este modo, el número de puestos de trabajo creado por cada proyecto asciende a 2 personas en el caso de empresas dirigidas por mujeres y a 2,4 en el caso de los hombres.

Respecto al perfil del beneficiario, la mayoría de los hombres que solicitan el microcrédito habían sido autónomos en su último trabajo (un 51% frente a un 25% que se habían desempeñado por cuenta ajena en su último trabajo). En el caso de las mujeres, el porcentaje de las beneficiarias que había trabajado como autónoma en su experiencia laboral se sitúa en el 33% del total, mientras que el porcentaje que se había desempeñado por cuenta ajena se situaba ligeramente por encima del dato registrado en el caso de los hombres (un 30%).

Los microcréditos concedidos por Microbank, tienen como destino, fundamentalmente, el comercio minorista y el sector de los servicios profesionales. Los primeros aglutinan el 41% de los proyectos en el caso de las mujeres y del 27% en el caso de los hombres, mientras que los segundos abarcan el 44% de las iniciativas puestas en marcha por hombres y el 33% de las impulsadas por mujeres.

Respecto a los grandes retos pendientes de las mujeres emprendedoras, el estudio de Esade pone el acento en aumentar la diversificación y la capacidad de asunción de riesgos, además de incrementar su presencia en sectores de más valor añadido y con mayor capacidad de crecimiento en empleo, sin olvidar la asignatura pendiente de la internacionalización.