MADRID, 09 JUL. (Bolsamania.com/BMS) .-
Un informe realizado por el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos refleja que las personas con obesidad extrema suelen vivir entre 6,5 y 13,7 años menos que las personas que gozan de un buen estado de salud, frente a los 8,9 años de vida que pierden de media los fumadores, según ha informado este miércoles la agencia británica 'Reuters'.

El estudio ha analizado la situación de más de 300.000 personas obesas de Estados Unidos, Australia y Suecia, pero se puede extrapolar a otros lugares del planeta. En el mundo, un 30% de la población (2.100 millones de personas) padecen obesidad o tienen problemas de sobrepeso. De todos modos, los investigadores no han podido comprobar si los resultados serían iguales para sociedades con hábitos distintos a los de Occidente.

La diferencia entre estas dos patologías reside en que se considera que una persona padece sobrepeso cuando tiene un índice de masa corporal (IMC) de entre 25,0 y 29,9. Mientras, la obesidad se diagnostica cuando el IMC pasa de 30,0. Un índice superior a 40,0 se considera obesidad mórbida.

El análisis ha señalado que el riesgo de morir en cualquier momento aumenta cuanto más elevado es el índice, así como el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, cáncer o diabetes. Una persona con un IMC de 40-44,9 pierde una media de 6,5 años de media. Mientras, un IMC de 45-49,9 equivale a una pérdida de 8,9 años de vida, cifra que va aumentando hasta los 13,7 correspondientes a un índice comprendido entre los 55 y 55,9.

G.D.