Lo que prometía ser una sesión de rebote en la que las bolsas europeas se desquitaran de las caídas de los últimos días, se ha acabado convirtiendo en otra sesión de caídas. El fuego que ha encendido de nuevo la bomba de las ventas ha sido Espirito Santo después de comunicar su quiebra.

El grupo financiero luso no ha logrado escapar del concurso de acreedores y esto ha provocado el pánico, una vez más, entre los bancos europeos. Los que se llevan la peor parte son bancos portugueses, italianos y franceses. El selectivo bancario europeo, el Stoxx Banks, se deja un 1,27%.
En la parte baja de este índice vemos, comprensiblemente, a un banco luso, Banco Comercial Portugués (BCP), que se deja un 3,54%. Aunque la espiral bajista también se adueña de la cotización de italianos como Mediobanca (cae un 2,11%) y UBI Banca (cae un 2,54%). Entre los más afectados de la banca francesa vemos a Credit Agricole, que ya aprovisionó su participación del 14.6% en el capital de Espirito Santo.

BANCOS EUROPEOS QUE MÁS CAEN DEL STOXX BANKS:

bancos europeos


Fuente: Infobolsa

Como era de esperar, el Ibex 35 se ha tornado a rojo debido al gran peso que tiene el sector financiero en él. BBVA se deja un 1,25% y se juega el soporte de los 9 euros, Santander pierde un 1,20%, Sabadell un 1,29%, Bankinter un 1%, Bankia un 0,79%, Caixabank un 0,22%. Curiosamente Popular se salva de la quema con una revalorización del 0,62%. Precisamente entidades españolas como Banco Sabadell, CaixaBank y Banco Popular, al parecer, estarían interesadas en comprar el ‘banco bueno’ de Espirito Santo, Novo Banco. Esta división contaría con los activos sanos y con los empleados, mientras que BES aglutinaría préstamos fallidos y activos tóxicos.

Pero las mayores caídas de un banco españolas las encontramos en el Mercado Continuo, en Liberbank. La entidad se desploma un 2,11% hasta los 0,69 euros. Esta alta penalización viene justificada por su exposición de 2,7 millones de euros a Espírito Santo. Liberbank tiene una exposición de 1.924.000 títulos precisamente a la matriz del banco que acaba de anunciar su quiebra, Espírito Santo Financial Group. La posición de Liberbank representa el 0,93% del capital de la entidad lusa.