Esther Koplowitz no ha logrado cerrar un acuerdo con el magnate George Soros para que éste adquiera sus derechos de suscripción preferente en la ampliación de capital de FCC.



 Se rompen las conversaciones entre la Esther Koplowitz y George Soros por el que el magnate húngaro-estadounidense habría ampliado su participación en la constructora hasta conventirse en uno de los accionistas de referencia, aumentando su actual participación del 3,8% al 25% del capital de la compañía.

El 14 de noviembre, el consejero delegado de FCC, Juan Béjar, anunció que Esther Koplowitz, que controla el 50,15 % de FCC a través de la sociedad B-1998, había llegado un acuerdo de exclusividad con un fondo de inversión de George Soros para que acudiera a la ampliación de capital de 1.000 millones de euros aprobada por la Junta de Accionistas.

Pero Esther Koplowitz ya está buscando otras vías de inversión y, concretamente, está negociando con el multimillonario mexicano Carlos Slim.

Tras anunciarse este divorcio inversor entre Koplowitz y Soros, los accionistas han comenzado a huir de FCC, que abre la sesión en la parte baja del selectivo con una caída del 4,65% en los 14,75 euros.