Los recortes que está experimentando Jazztel en las últimas semanas – y que hoy vuelven a repetirse – no preocupan al mercado. ¿El motivo? Dicen los expertos que la operadora corrige sí, pero no de forma diferente a cómo lo hace el selectivo español.

Quizás por eso los expertos prefieren alejarse de los rumores acerca de la falta de interés de Orange en la operadora por los precios a los que ha llegado. Pues “el mercado es el mercado y tiene vida propia”, dicen fuentes del mercado. Pues bien, como vida tienen los títulos de Jazztel que hoy se dejan en torno a un 0,1% y cotizan en los 10,50 euros. Recordamos la expectación que se ha creado en los últimos días en el mercado ante una posible opa sobre Jazztel, en la que Orange aparece como principal aspirante. Expectativa que se mantiene tanto en los mercados financieros como en el sector español de las telecos. La operación tendrá una gran relevancia porque supondrá la integración de dos compañías que suman una cuota del 26% en el mercado español de la banda ancha fija. Las cifras que se manejan son millonarias, porque la actual capitalización bursátil de Jazztel ronda los 2.700 millones de euros.

Las agencias de calificación están muy pendientes de este escenario. Según coinciden distintas fuentes del sector, Orange podría sufrir una rebaja en el rating de su deuda por parte de las agencias de calificación si la operadora se ve obligada a hacer un desembolso millonario.

Un descaso que le ha llevado nuevamente a apoyarse de nuevo en la directriz alcista de comienzos de año. Con lo que lo único que se podría decir de la operadora es que estaría generando una nueva señal de compra. Siempre, eso sí, que los máximos y mínimos sigan siendo crecientes – en rango semanal.

Roberto Moro, de Apta Negocios reconoce que “hace mucho tiempo (años) que Jazztel es de mis favoritas “y su objetivo siguen siendo los 12,50 euros. Ahora bien, si a corto plazo pierde los 10,30 euros en precios de cierre, ya no habría que estar. Habría que esperar a que el mercado nos diera una señal de vuelta en la supuesta corrección para retomar el interés comprador”.