Inditex registró un beneficio neto de 406 millones de euros durante el primer trimestre de su año fiscal 2014-2015 (desde el 1 de febrero al 30 de abril), lo que supone un descenso del 7,3% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

Este beneficio de Inditex está en línea con las previsiones de los analistas, que ya adelantaron que las cuentas de Inditex del primer trimestre se verían afectadas por el efecto de tipo de cambio de las divisas en las que opera, pese a la mejora de su facturación.

En concreto, las ventas contables se situaron en 3.748 millones, un 4% más. "El efecto de la traslación de divisas no euro redujo las ventas en seis puntos porcentuales", ha explicado la compañía, que ha elevado sus ventas a tipo de cambio constante un 11%, lo que refleja el "sólido desempeño operativo".

La caída del beneficio del gigante gallego es el primer descenso que registra en un primer trimestre en cinco años, después de que en los cuatro años anteriores experimentara alzas de entre un 2% y un 63%.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) de Inditex fue de 732 millones de euros, lo que supone un descenso del 2,2%, en tanto que el beneficio neto de explotación (Ebit) se situó en 530 millones, frente a los 559 millones de un año antes.

Respecto al inicio del segundo trimestre, las ventas en tienda y 'online' a tipo constante crecieron un 11% entre el 1 de febrero y el 8 de junio.

 Zara tiene previsto lanzar la venta online en Corea del Sur y México en el próximo mes de septiembre. Estos mercados se sumarán a los 25 en los que el grupo está desarrollando ya su actividad comercial 'online'.

La junta de accionistas se celebrará el 15 de julio próximo y en ella el consejo de administración propondrá un dividendo total correspondiente al ejercicio 2013 de 2,42 euros por acción, de los cuales 1,21 euros han sido pagados el 2 de mayo de 2014 y el resto será desembolsado el 3 de noviembre de 2014.

Además, el consejo propondrá igualmente a la junta un desdoblamiento de cinco acciones por cada acción registrada a cierre del mercado del 25 de julio de 2014. Las nuevas acciones comenzarán a cotizar el 28 de julio de 2014.

En caso de resultar aprobada la propuesta de desdoblamiento sometida a la junta general de accionistas, el dividendo a pagar el 3 de noviembre de 2014 sería de 0,242 euros por acción.